Desde el Centro de Control se monitorean las bajas de presión de los pozos. Fotos: Héctor López / EL DIARIO