Los mexicanos tenemos una relación de dependencia con nuestro teléfono: el 41% de los mexicanos es phonedependiente y el 20% es phone-enamorado