El papa Francisco asume un gesto de reflexión durante su audiencia general semanal en el Vaticano. AP / EL DIARIO