"Estas aplicaciones pueden hacer un seguimiento de dónde viven, dónde juegan y van a la escuela los niños con una precisión increíble", dijo el fiscal general de Nuevo México.