Si bien Facebook no gana dinero directamente de las tiendas, podría convencer a las pequeñas empresas y otras personas similares a que gasten más en los anuncios dentro de su plataforma