LOS PANAMEÑOS siguen molestos por actitud de organizadores. Especial / EL DIARIO