*

Comentarios: Lo que nos depara el 2008

FERNANDO HINTERHOLZER DIESTEL

Finalizó para los mexicanos el año 2007 con no muy gratas expectativas en materia económica. De hecho fue año decepcionante para el país. El crecimiento del producto interno bruto tuvo una desaceleración significativa, al pasar de 4.8 por ciento en 2006 a lo que se estima según cifras oficiales del gobierno de 3.4 por ciento en el 2007. En el sector industrial, tanto la construcción -con un crecimiento de 1.9 por ciento-- como las manufacturas, con 0.7 por ciento--, han tenido un desempeño muy débil.

Las noticias económicas para el 2008 no resultan tampoco muy alentadoras. Con un miserable aumento a los salarios mínimos, menos de dos pesos diarios, el ingreso de los trabajadores sigue a la baja. Este mes de enero resultará particularmente difícil porque la cuesta del alza de precios esta más empinada que otros años. Por otra parte, el crecimiento de la economía mexicana será otra vez modesto y la desaceleración de la economía de Estados Unidos afectará a nuestro país, sobre todo si el fenómeno se acentúa y se prolonga , como parece ser que sucederá.

En materia de inflación, el Banco de México y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público habían previsto una tasa de 3 por ciento para el 2007, pero el año cerró con un 4 por ciento, similar al del 2006. Este promedio oculta sin embargo, la fuerte presión que se ha generado en los precios de los alimentos.

Para el 2008, sin embargo, el gobierno de Felipe Calderón estará impulsando un amplio abanico de inversiones de infraestructura públicas y privadas-- para lo cual utilizará el dinero que obtendrá por el aumento de impuestos que se aplicará a partir del primer día de enero de este año--.

En materia política, tenemos que hay una intensa agenda legislativa, en la que se espera la conclusión de la reforma al sistema de justicia y el resto de la reforma del estado, que seguramente necesitará nuevos plazos para completarla. Se ve complicado finalizar todo el proceso el próximo mes de mayo. También habrá al menos tres temas que gravitarán de forma central en el escenario legislativo de este año: la reforma energética, la reforma de radio, televisión y telecomunicaciones y la reforma en contra de los monopolios, la cual inició el año con el triunfo de las empresas farmacéuticas, al no autorizar el gobierno, la libre importación de medicinas.

Hay que destacar que los procesos electorales locales en 6 entidades de la república, aumentarán la presión política entre gobierno federal y su partido (PAN) y las otras dos grandes fuerzas políticas en México: PRI y PRD.

Los comicios locales arrancan a partir del 3 de febrero en Baja California Sur y Quintana Roo con diputaciones locales y ayuntamientos; el 17 de febrero, habrá elecciones en el estado de Hidalgo. Después, tendrán elecciones en Nayarit el 6 de julio; luego vendrá Coahuila el 28 de septiembre; para cerrar el ciclo el 5 de octubre en Guerrero. Se trata de cuatro estados gobernados por el PRI y dos por el PRD.

Concluyendo, podríamos decir que el 2008 será un año complicado para la economía, por los factores comentados al principio, pero puede ser un buen año en materia política, siempre y cuando los actores: partidos políticos, ejecutivo, legislativo y poderes fácticos encuentren el punto de equilibrio, que beneficie al país en su conjunto y no a sus intereses particulares.

fhinter@hotmail.com

El Diario de Coahuila - Todos los derechos reservados. (2005-2016)