*

Mi Columna

Drogueros y abusones

Carlos Robles Nava

Drogueros y abusones
No sólo en Saltillo, ni en Coahuila, sino en toda la República, los mercados públicos además de que son construidos por las autoridades locales o estatales en turno, tienen gastos mensuales que se tienen que cubrir con la renta que está obligado a pagar cualesquier inquilino de una vivienda o local comercial, como en este caso un mercado público.
Sobra decir que esos gastos son cubiertos con la recaudación de impuestos de todos los contribuyentes, por lo que su inversión debe y tiene que ser vigilada, y que lo hecho con fondos del erario público no sea posesión de unos pocos o de aquellos, que con artimañas no cumplan con el pago de renta del local comercial ocupado.
De las principales comunidades de la entidad como Torreón, Saltillo, Piedras Negras, Monclova y Ciudad Acuña, los ocupantes de los locales más incumplidos y quienes por  años se han negado o resistido a pagar una renta, son un grupo muy identificado del mercado Juárez de la ciudad capital coahuilense.
En varias ocasiones las autoridades locales tanto de administraciones priístas como panistas, han aplicado varias formas para que los incumplidos paguen sus adeudos, sin lograrlo, han pasado años y años pero el municipio no ha podido cobrar un solo centavo del grupo de 40 comerciantes de un total de 150, que rechaza sin argumento justificable  cumplir como todo arrendador.
Por estos intentos apoyados con argucias legaloides no ha sido posible se cumpla la obligación por el alquiler del local, ni tampoco han surtido efecto alguno las advertencias de que en caso de que los drogueros mantengan su obsesión de no pagar, se les desalojará mediante la fuerza pública, lo que hasta ahora no se ha logrado al menos en los últimos 10 a 15 años, en los que se ha exigido el pago de la renta del local ocupado en ese mercado popular.
En el 2014 el Ayuntamiento de Saltillo y los 40 incumplidos locatarios firmaron un convenio para pagar lo atrasado y esto no ocurrió, por lo que por enésima ocasión las autoridades locales advirtieron y prácticamente amenazaron con desalojar a 10 de los renuentes, que son los que tienen adeudos más viejos y que siguen "encaprichados” en no pagar renta, apoyados por algunos abogados.
Han transcurrido 10 días y las cosas están igual que antes, es decir, los deudores continúan disfrutando de los locales, además de los servicios de recolección de basura, agua potable, vigilancia, electricidad, veladores y otros más que el Municipio paga con fondos destinados a otros programas, y no a cubrir lo que se niegan los renteros incumplidos.
El alquiler mensual de esos locales va desde 500 hasta 3 mil pesos, dependiendo si están en planta baja o segundo piso y la ubicación de los mismos, quedando sin discusión el costo que tiene cualquier local comercial fuera del mercado Juárez, ubicado en el mero centro comercial de Saltillo. Se estima que el alquiler de un local comercial de las dimensiones y fuera del mercado en mención, es desde 5 mil hasta 10 mil pesos cada mes.
Más beneficios obtendría el municipio si vendiera el edificio que ocupa este mercado popular, además se ahorraría el gasto por su mantenimiento y servicios, empero, Saltillo dejaría de tener un punto emblemático que tradicionalmente se mantiene en todas las ciudades importantes del país, así que hay que soportar a esos locatarios drogueros y abusones.

www.intersip.org
Comentarios

El Diario de Coahuila - Todos los derechos reservados. (2005-2016)