CAPITANES

CIUDAD DE MÉXICO.-Javier Barrios Sánchez. El capitán de MIRA Companies, desarrolladora de centros comerciales, vivienda y oficinas, cierra el año con la reciente inauguración de la segunda torre del complejo Neuchatel Cuadrante Polanco. En marcha tiene entre otros proyectos Nuevo Sur, en Monterrey, y Puerto Cancún, en esa ciudad.

La Otra Sucesión
Diciembre será un mes de sucesiones. Y no sólo por la llegada del nuevo Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sino por la elección del nuevo presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), actualmente bajo el mando de Juan Pablo Castañón.
 Entre los tiradores apunte a Manuel Herrera, ex presidente de Concamin; Bosco de la Vega, con una participación notable durante la renegociación del ahora T-MEC, y Alejandro Ramírez, presidente del Consejo Mexicano de Negocios y protagonista de la tensión y luego la distensión con AMLO.
Pero no descarte que también se pueda manejar el escenario de que Castañón alargue su periodo ante la llegada del nuevo Gobierno, mientras se teje una nueva relación entre el sector privado y un gabinete de izquierda.
Por cierto, hay quien ahora ve la confrontación entre la IP y el futuro Gobierno como algo similar a la que en los 70 tuvo Luis Echeverría y el sector privado.
¿Qué Acordaron?
No todo fue miel sobre hojuelas, como se quiso hacer ver, en la reunión entre el Presidente electo Andrés Manuel López Obrador y la veintena de capitanes que tienen contratos de obra para el desahuciado Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).
Más de un constructor comentó que lejos de escuchar propuestas y dialogar con el futuro Gobierno, fueron convocados a un monólogo presidencial.
Para muestra basta un reloj. La reunión duró cerca de una hora ya con la comida y la presentación de los asistentes, pero quítele 20 minutos del mensaje de AMLO, entonces el resto del tiempo fue lo que le quedó a los constructores para exponer sus puntos.
Hablaron principalmente quienes están a favor de apoyar el proyecto aeroportuario del nuevo Gobierno, pero al parecer no dio tiempo de que alzaran la voz los opositores. 
Muchos dicen que no tiene lógica sufrir en carne propia la muerte anticipada del proyecto de infraestructura más ambicioso de la historia reciente y salir así como así, tan tranquilos.
¿Pues qué tenía la comida o de qué pipa fumaron que salieron tan mansitos?
Falla en la Marcha
Aunque el reporte de ventas internas, producción y exportación de los autos ligeros del país es uno de los indicadores más importantes para la economía mexicana, parece que algo está fallando.
A partir de los resultados de septiembre, hubo cambio de velocidades y será el Inegi, comandado por Julio Santaella, el que reportará los datos del sector, ya que algunas empresas argumentaban que para hacer pública su información debía ser entregada a una institución gubernamental.
Antes, las cifras las daba a conocer la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), representada por Eduardo Solís, y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), que preside Guillermo Prieto.
Pero en su momento, la AMIA admitió que las cifras que proporcionaba eran incompletas, porque no todas las armadoras compartían las suyas. Fue entonces que parecía que con el Inegi, todo cambiaría.
Sin embargo, en el más reciente reporte de octubre y publicado el pasado miércoles, Inegi lo subió a su página y lo conformaban las cifras de ventas internas, exportaciones y producción en México, aclarando que para los dos últimos conceptos no se incluirían los datos de Mazda, pues no estaban disponibles.
Más tarde, AMIA y AMDA comentaban que como no se tuvo la información completa que permita hacer un análisis comparable, sólo se limitarían a comentar sobre las ventas internas. Parece que algo del cambio no funciona.
Interferencia en la Red
Fue en agosto pasado cuando el Instituto Federal de Telecomunicaciones, que preside Gabriel Contreras, asignó 120 megahertz de la banda de 2.5 gigahertz a AT&&, que lleva Kelly King, y Movistar, que comanda Carlos Morales, ganadoras de la licitación 7 del IFT.
Pagaron dos mil 100 millones de pesos por seis bloques de 20 MHz cada uno, con cobertura nacional.
Pero hubo un detalle: Telcel, de Daniel Hajj, no pudo participar, aparentemente porque se fijaron en las bases de licitación límites de acumulación de espectro.
 No olvide que en 2017, MVS, de Joaquín Vargas, vendió a Telcel 60 MHz de la banda 2.5, por cinco mil 300 millones de pesos.
Desde mayo pasado, cuando la licitación 7 iniciaba, Telcel se amparó para impugnar las bases y la "inminente negativa” del IFT para otorgarle constancia de participación en el concurso, pero su demanda fue desechada de inmediato por la jueza Silvia Cerón.
La novedad es que el Primer Tribunal Colegiado Especializado en Telecomunicaciones ordenó admitir a trámite el amparo de Telcel, por lo que el Poder Judicial revisará si la licitación fue legal. 
El juicio puede tomar años, pero eventualmente podría ordenarse que se reponga todo el procedimiento.
Comentarios

El Diario de Coahuila - Todos los derechos reservados. (2005-2016)