MI COLUMNA

Los ‘hijos’ de Víctor Hugo

Carlos Robles Nava

Sólo para tener una simple idea de lo que anualmente los bancos de México ganan por intereses y comisiones de diferentes servicios, el año  pasado, es decir en el 2018, se embolsaron 525 mil 440 millones de pesos.
De esa fenomenal cantidad que representa el 2.4 por ciento del Producto Interno Bruto, 437 mil millones corresponden a interés por los créditos otorgados y 88 mil 440 millones por comisiones de conceptos varios, como pago de cheques, el uso de las tarjetas de crédito o llamados coloquialmente "plásticos”, pago de cheques foráneos, por pagos a pensionados, devolución de cheques sin fondos o insuficiencia de éstos, entre otros.
Las anteriores utilidades corresponden a la totalidad de los ingresos una vez cubiertos salarios de los empleados, impuestos, renta de locales, luz, agua, vigilancia privada y otros conceptos menores.
Aunque en toda la República Mexicana operan en total 48 instituciones crediticias, en resumen sólo son siete los bancos de mayor importancia y éstos son Banamex, HSBC, Inbursa, Banorte, Santander, BBVA Bancomer y Scotiabank, mismos que tienen como clientes a ocho de cada diez cuentahabientes de todo el país, atendiendo además la totalidad de las cuentas de nómina y nueve de cada diez tarjetas de crédito.
Los concejeros principales, que son a la vez los accionistas más fuertes o sea los propietarios y quienes se benefician con esas ganancias, llevan los siguientes apellidos: Hank, Slim, Ramírez Magaña, Beckmann, Quintana, Servitje, Larrea, Garza Sada, Azcárraga, Bailléres, Chedraui y Aramburuzabala.
Decirles qué otros negocios tienen esas familias, honestamente y sin exagerar, este espacio sería insuficiente, pero para tener una simple idea en esa relación se encuentran los dueños de los bancos, de las diversas cementeras de México, Cervecería Modelo, Teléfonos de México, Sanborn’s, Liverpool, supermercados Chedraui, Cinépolis, Peñoles, y otros.
A este selecto grupo de súper millonarios, el Presidente de México, en un momento dentro de su campaña, los señaló como "minoría rapaz”.
Los datos anteriores fueron hechos saber por la Auditoría Superior de la Federación, dentro de un análisis que realizó sobre las tasas de interés y las comisiones cobradas por las citadas instituciones crediticias.
El informe de la ASF, indica que cada año los mexicanos se endeudan más con los bancos a razón de un 6.9 por ciento anual, y a partir del 2012 y al cierre del 2017, los bancos tenían 4 billones 506 mil millones de pesos de créditos vigentes.
La mitad de esos créditos se ha otorgado al ramo comercial; un 15.5 por ciento, a consumo; 15.4 por ciento a créditos hipotecarios y el 20 por ciento restante, a entidades financieras y gubernamentales.
En resumen, estos banqueros, identificados por este columnista como "hijos del novelista Víctor Hugo” por "miserables”, ya que la mayoría de estos "ricardos” o sea ricos en castellano, no son capaces de destinar una mínima parte para aliviar el hambre que sufren millones de familias mexicanas y quienes lo hacen es a "conta-gotas”. 

www.intersip.org
Comentarios

El Diario de Coahuila - Todos los derechos reservados. (2005-2016)