Existe insólito museo de los excrementos

Se llama National Poo Museum y podemos visitarlo en la isla inglesa de Wight

INGLATERRA (Agencias).- La primera exposición permanente dedicada a esta parte ineludible de la existencia humana y animal fue abierta en el año 2016 en la isla de Wight, situada frente a la costa sur de Inglaterra. Se denomina National Poo Museum (en castellano, ‘el museo nacional de la caca’) y exhibe todo tipo de heces: desde las de un bebé humano hasta las de un león, una paloma, un zorro –imagen sobre estas líneas–, un suricato, un alce… E incluso muestra cacas fosilizadas de reptiles con millones de años. Todas ellas se guardan encapsuladas en unas esferas de resina.
El museo se ubica en el zoo de la isla, y en el momento de su inauguración, en lugar de la habitual cinta roja decorativa, cortaron un rollo de papel higiénico. Muy apropiado. Naturalmente, dentro del recinto, no falta la tienda de suvenires, en la que se pueden adquirir réplicas en plástico de distintos tipos de caca y también otros objetos escatológicos.
El texto de presentación en la web del museo sintetiza muy bien su filosofía, evocando lo importante que la caca es, cómo deleita a los más pequeños de la casa y cómo el rechazo y el silencio sobre ella se aprende ya de mayores.
Recuerda, además, que recientes investigaciones han puesto de manifiesto lo importantes que pueden ser para los avances médicos todas esas bacterias intestinales que a diario se van por las cañerías y alcantarillas de nuestros pueblos y ciudades. Temas como este –continúa el texto– son los que el museo quiere explorar, así como "examinar nuestra relación con la caca y cambiar para siempre nuestra manera de pensar respecto a esta sustancia asombrosa”.
Comentarios

El Diario de Coahuila - Todos los derechos reservados. (2005-2016)