40 heridos por el desplome del suelo de la discoteca Butterfly en Tenerife

El suelo cedió y los afectados cayeron hacia el sótano 'desde una altura de un piso', según el 112

Un total de 40 personas han resultado heridas tras desplomarse el suelo de la discoteca Butterfly en Tenerife. El balance de afectados lo ha proporcionado José Miguel Rodríguez Fraga, alcalde de Adeje, localidad en la que encuentra el local. El regidor ha achacado lo ocurrido a un fallo del forjado del local, aunque se ha abierto una investigación administrativa y judicial. Las lesiones de los heridos son en su mayoría leves, aunque también las hay de carácter grave. Entre los afectados hay ciudadanos de nacionalidad española, británica, francesa, belga y rumana, entre otras.

El accidente ocurrió a las dos y media de la madrugada. El suelo cedió en una superficie de unos cuatro metros cuadrados. Tras derrumbarse, los clientes de la discoteca cayeron hacia el sótano "desde una altura de un piso aproximadamente", según ha informado el 112.  Al lugar acudieron los Bomberos de Tenerife, que rescataron a todos los afectados y les prestaron una primera ayuda junto con el personal sanitario movilizado por el Servicio de Urgencias Canario, los centros de salud de Adeje y Los Cristianos y el Hospital del Sur de la isla. El dispositivo sanitario terminó a las seis de la madrugada.

La cifra de heridos ha aumentado tras un primer balance de 22 heridos, dos con traumatismos graves, seis con golpes de carácter moderado y 14 de carácter leve. A esta cifra se han sumado  otros que 18 que acudieron por sus propios medios o auxiliados por acompañantes a diferentes centros sanitarios, según ha explicado el edil en una conferencia de prensa celebrada este mediodía.

Desde la discoteca Butterfly, situada en un centro comercial de la Playa de las Américas, una de las principales zonas turísticas de Tenerife, han asegurado que se ha abierto una investigación judicial y otra administrativa para esclarecer lo ocurrido. El Ayuntamiento ha ordenado el cierre de todos los establecimientos del centro comercial como medida preventiva y ha requerido a la comunidad de propietarios para que certifique en el plazo de un mes la estabilidad estructural del edificio. El consistorio también procederá a adoptar las medidas que garanticen la estabilidad de la estructura afectada. El decreto añade que si los propietarios del centro desobedecen la orden, podrían incurrir en un delito de desobediencia a la autoridad previsto en el Código Penal.

 

El alcalde ha explicado que el centro comercial Salytien está compuesto de cuatro unidades urbanísticas independientes desde el punto de vista estructural y que, en principio, las otras tres unidades anexas a la que alberga la discoteca "no están comprometidas" y los técnicos entienden que en breve podrán reabrir los comercios.

El local, de entre 40 y 45 años, tiene en regla la licencia de apertura y ha sido sometido a varias inspecciones y cambios de titularidad. Debajo de la discoteca hay otro inmueble que antiguamente fue un bingo, pero está cerrado, por lo que la caída en él de los materiales procedentes del derrumbe no provocó daños personales.

 

Escrito por AGENCIAS

Comentarios

El Diario de Coahuila - Todos los derechos reservados. (2005-2016)