ANUNCIA LA CAPITALIDAD DE JERUSALÉN

Desata Trump posible infierno

El presidente de Estados Unidos revoca décadas de diplomacia estadounidense y desafía al mundo

Desata Trump posible infierno

Trump muestra su proclamación de Jerusalén como capital de Israel, este miércoles en la Casa Blanca.

Trump muestra su proclamación de Jerusalén como capital de Israel, este miércoles en la Casa Blanca.

WASHINGTON (Agencias) .- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abrió las puertas de un posible infierno en Oriente Medio al reconocer a la disputada Jerusalén como capital de Israel, una decisión histórica que revoca décadas de diplomacia estadounidense y amenaza con desencadenar una escalada de violencia en Oriente Medio.
"Es hora de reconocer oficialmente a Jerusalén como la capital de Israel”, declaró el líder estadounidense desde la Casa Blanca, y consideró este paso como "condición necesaria para lograr la paz”. "Estamos aceptando lo obvio. Israel es una nación soberana y Jerusalén es la sede de su Gobierno, Parlamento y Tribunal Supremo”, sentenció Trump.
Sabiendo que su decisión concitaría el rechazo del mundo entero, Trump llamó a que la "calma” y la "tolerancia” prevalezcan sobre el odio.
 
ORDENA MUDANZA  DE LA EMBAJADA
Para dar peso más que simbólico a su decisión, Trump anunció que trasladará la embajada de Estados Unidos desde Tel Aviv a Jerusalén, algo que los países de todo el mundo se niegan a hacer porque eso significa reconocer a la ciudad de piedras blancas como la capital israelí. La mudanza no será efectiva ahora, dijo, por problemas logísticos, sino que podrá concretarse en seis meses. Pero la decisión está tomada. "Esto no es más ni menos que un reconocimiento de la realidad. También es lo correcto”, afirmó.
El anuncio —que había trascendido el martes cuando Trump se comunicó con el líder palestino, el de Arabia Saudita, de Jordania y Egipto— pone fin a siete décadas de ambigüedad diplomática sobre el estatuto de una ciudad que alberga los lugares sagrados de las tres grandes religiones monoteístas, y es reclamada por igual por israelíes y palestinos como su capital.
usalén ha sido siempre el mayor escollo en las sucesivas negociaciones de paz. Cuando las conversaciones avanzaban, la decisión sobre el estatus final de ese territorio trascendental para los judíos, los musulmanes y los cristianos empantanaba todo progreso.
Comentarios

El Diario de Coahuila - Todos los derechos reservados. (2005-2016)