LA CABALGATA A SABINAS

Recuerdos de una historia

Fue la primera el 29 de junio de 1883

Recuerdos de una historia

Se acerca de nuevo la realización de una de las cabalgatas de Santo Domingo a Sabinas, y nuevamente la algarabía se deja sentir entre los amantes de los caballos, aquellos hombres que como centauros hacen jornadas extenuantes sobre el caballo para recorrer un poco más de 300 kilómetros que es la distancia que existe desde Santo Domingo en el municipio de Ramos Arizpe, hasta la progresista Sabinas, Coahuila.

Pero cuando hablamos de cabalgatas es natural que nos preguntemos su razón de ser, o su propósito final, que no es más que recordar a aquellos labriegos que un día del siglo antepasado salieron del rancho de Santo Domingo, y se fueron en busca de la tierra prometida, y cual conquistadores al llegar a las márgenes del río Sabinas, clavaron su rodilla en tierra y mirando al cielo dando gracias a su dios, supieron que habían llegado a esa tierra que muchos de ellos habían soñado.

Así nos remontamos al nacimiento de Sabinas, Coahuila, el deseo ferviente y el espíritu decidido de aquellos hombres, hombres dedicados al campo, agricultores en su mayoría dejaron la tranquilidad de su rancho e iniciaron aquel recorrido que para muchos sería fácil, en aquellos tiempos era y estaba lleno de peligros, aquella primera cabalgata siguió una ruta que quedó grabada en la memoria de aquellos hombres y en la de sus descendientes, que para recordar aquel acontecimiento realizan lo que hoy ellos llaman la madre de las cabalgatas.

PRIMERA RUTA

Autorizados por el gobierno y con la seguridad de que encontrarían un mejor lugar, aquellos hombres con sus familias donde incluso llevaban niños de brazos, iniciaron aquel primer recorrido que fue:

Mesillas, una hacienda donde prácticamente no se podían surtir de nada. La Azufrosa existía en aquellos años un ojo de agua llamado San Felipe. Paredón ya era un lugar donde existían jacales, norias y corrales. Hacienda de Anhelo. Saliendo de Paredón se encontraron con aquella antigua Hacienda de Anhelo, ellos parecían que seguían la misma ruta de aquellos hombres de la Independencia, en Anhelo encontraron un estanque con agua. Baján, el lugar aquel donde fue aprehendido don Miguel Hidalgo y Costilla, donde se consumó la traición de Elizondo y donde se vio truncado el movimiento de libertad, en aquellos años de la primera cabalgata en Baján se podían surtir de agua. Castaños era ya una villa de cierta importancia de ahí continuaron hasta llegar a Monclova, que ya era de mucha importancia, pues incluso había sido la capital de Coahuila. Recuperadas las fuerzas y reabastecidos de alimento y agua continuaron su viaje hasta las Adjuntas, de ahí seguían la famosa Hacienda de Hermanas, y casi para llegar a su destino encontrarían algunos charcos en El Sauz, finalmente la Hacienda de Soledad y al fin las márgenes del río Sabinas, su destino final.

LAS FAMILIAS FUNDADORAS

Puedo sin duda omitir algún apellido de aquellas legendarias familias, es obvio que anticipadamente ofrezca una disculpa pero considero de justicia mencionar a las familias Arizpe, Morales, Aguirre, Ramos, Dávila, Valdés, Farías, Flores, Cárdenas, apelativos que aún en la actualidad se encuentran en la ciudad de Sabinas, Coahuila.

Aquellas familias al llegar al río Sabinas después de 29 días de viaje guiadas por don Antonio Arizpe Morales, la fecha que se registra en los anales de la historia fue la del 29 de junio de 1883, una ruta penosa y llena de peligros, pues todavía en aquellos años las tribus de indios atacaban a las caravanas, pero la recompensa era hermosa, existen algunos autores que describen la belleza del río Sabinas, árboles gigantescos, sabinos, álamos, sauces, fresnos, parras silvestres, una gran mota de nogales y en aquellas aguas caudalosas existía una gran cantidad de peces de gran tamaño: bagres, besugos, robalos, matalotes, copalas, pintontles, carpas y otras variedades, la tierra esperando quien la trabajara, deseando quien la sembrara y aquellos hombres venidos desde Santo Domingo, llegaban para hacerlo y fundar lo que hoy es una próspera y pujante ciudad de Sabinas, Coahuila.

LOS VAQUEROS

La tierra, las sierras, la historia de Coahuila está profundamente ligada al caballo, desde la conquista hasta nuestros días los hombres de a caballo han sido famosos; las grandes haciendas ganaderas los han tenido a su servicio, hombres que saben dormir arriba de un caballo, que manejan la reata para lazar a los novillos, conductores de grandes manadas de ganado, gente que sabía leer los signos de los tiempos, que adivinaban la llegada de las tormentas, y que no les asustaba la soledad en medio de las montañas, que pueden sobrevivir sólo con un puñado de sal, así eran los vaqueros de Coahuila, verdaderos centauros y que dieron origen a una leyenda, la de los hombres centauros, la dupla hombre-caballo, hombres que parece que están pegados a la silla de montar, caballos que parece que le adivinan el pensamiento a su jinete, hoy en día casi desaparecidos, es más fácil de encontrar botas vaqueras en las oficinas que en los ranchos de la actualidad, la revolución Mexicana, trajo como consecuencia la desaparición de las grandes haciendas y por lo tanto la desaparición de los grandes hatos ganaderos; de aquellos hombres que su capital era su caballo, su montura, el cielo y la pradera, sólo queda el recuerdo; a veces los vemos cabalgar como fantasmas en el cielo norteño de México.

CABALGATA
SANTO DOMINGO A SABINAS

¿Quiénes y por qué la realizan? Son muchos los hombres que por recordar a sus ancestros la realizan, otros porque aman las labores del campo, otros porque son vaqueros y otros, los más por diversión. Sus nombres me llegan muchos a la memoria, mas no quiero ofenderlos por olvidar a algunos, lo que sí puedo asegurar es que son gente sencilla y fina, como los de Sabinas, hombres que cuando te dan la mano te entregan el alma como una muestra de amistad, así son los cabalgantes de hoy, sólo quiero mencionar el nombre de uno de ellos, Régulo Zapata Jaime, amigo entre los amigos, a quien le brindo mi reconocimiento por continuar con una tradición que se ha hecho historia, y un atractivo turístico para nuestros visitantes

 

Pero pues como decía un buen amigo: "ASÍ ES Y SERÁ SIEMPRE ESTO."

 

 

hrobles52@outlook.com

El Diario de Coahuila - Todos los derechos reservados. (2005-2016)