MORIR ASÍ NO ES PECADO

Suicidio: A la luz de la fe

Es la segunda causa de muerte en jóvenes de 15 a 24 años de edad en México

Suicidio: A la luz de la fe

Alejandro Águila, fundador del Instituto Hispanoamericano de Suicidología

Suicidio: A la luz de la fe

Mario Hernández, Presidente en Coahuila de la Alianza de Pastores Evangélicos

Suicidio: A la luz de la fe

Padre David Rosales, Rector del Seminario Diocesano

A la luz de la fe, el suicidio es un acto cuestionable que puede poner en entredicho la salvación de quien lo comete. Lo cierto es que la visión sobre este fenómeno ha variado con el paso de los años, y ahora se valora el contexto en el que se toma esa decisión.
Los clérigos y pastores, si tomamos como base la opinión de las variantes del culto cristiano, prefieren tratar al suicida como una víctima, como un pecador, al que se le cerrarán las puertas del cielo, porque sólo Dios es el que puede juzgar.
Si bien la tradición cristiana y la reflexión teológica, no dudan sobre la inadmisiblidad moral del suicidio, también es cierto que asumen su propia responsabilidad como guías espirituales, que no han logrado permear en la fe de quien escoge esta falsa salida para acabar con sus angustias existenciales.
A la luz del sexto mandamiento, en el que Dios dice: "No matarás” (Éxodo 20:13), el suicidio es un pecado porque es matarse a uno mismo.
Sin embargo, para un adolescente de 16 años con trastorno de bipolaridad que prefiere terminar con su existencia porque no entiende qué es lo que le pasa, la interpretación bíblica aparece como desfasada y cruel.
Como menciona Azucena, madre de Luis, quien se suicidó hace varios años, "lo diagnosticaron con bipolaridad, le dimos el tratamiento, pero aún con todas las atenciones él prefirió ya no sentirse extraño entre todos, nunca lo pudo superar”.

YA NO SE CIERRAN LAS PUERTAS DEL TEMPLO
Al respecto, el sacerdote David Rosales, rector del Seminario Diocesano, dijo que la Iglesia Católica anteriormente prohibía la misa para los difuntos que escapaban por la puerta falsa, ahora esto se ha modificado y se les trata como a cualquier fiel.
El clérigo opinó que como guías de la grey católica, no han logrado calar en la fe de las personas para evitar los suicidios. "A lo mejor lo podemos conseguir con la gente que tenemos cerca, pero sólo nos conformamos con los pequeños círculos y no nos hemos lanzado más allá de las fronteras de la existencia humana, donde hay sufrimiento, dolor, hambre  y más.”
Mencionó que la iglesia se tiene que organizar de tal manera, que pueda llegar a todos los rincones y ambientes, y no contentarse con las misas en el templo.
"La degradación de los valores, y el que no hemos alcanzado a comprender el misterio de la vida, orillan a llegar a esta falsa solución, es ahí donde nosotros tenemos mucho por hacer y trabajar intensamente”, reconoció.

SE FLEXIBILIZAN POSTURAS
Agregó que el sentido de la vida y el modo en el que se lleva la existencia, son dos cuestiones que no alcanzan una madurez, y con el más mínimo desafío la gente se quebranta.
Dijo que ya quedaron atrás los tiempos en los que a los suicidas les cerraban las puertas del templo, porque quien se quita la vida pasa por una situación muy difícil de soledad, abatimiento y crisis.
"Eso ha cambiado, ahora se les recibe en el templo para la misa de cuerpo presente, creo que si alguien necesita de consuelo, es la familia de quien se ha quitado la vida.”
Agregó que la moral de fe cristiana ha variado y se han flexibilizado sus posturas con respecto a este tema. "Desde hace unos 40 años esto ha cambiado, la postura del Vaticano es acudir a la gente que sufre, es una consigna concreta de llegar hacia estas personas que creen no tener otra opción.”
Mencionó que el perdón se lo dejan a Dios, porque no se puede juzgar a las personas que están desesperadas y toman este tipo de decisiones.

ES NECESARIO DETECTARLOS
Por su parte, Mario Hernández, presidente en Coahuila de la Alianza de Pastores Evangélicos, dijo que más que señalar a las personas que intentan o se han privado de la vida, es necesario actuar para detectarlas y canalizarlas a las instancias correspondientes.
Opina que no se les puede dar la espalda a quienes tienen necesidad de ser escuchados y que muchas veces no piden ayuda, debido a la indiferencia y frialdad de los demás.
Aseguró que, por su parte, la asociación que preside, "Un Milagro llamado Ivonne” trabaja en conjunto con las autoridades del DIF estatal para llevar capacitación a los padres de familia de la comunidad, con el objetivo de que tengan las herramientas para identificar los signos.
Comentó que el único que puede comprender la verdadera causa del suicidio es Dios, por lo que los hombres no deben actuar como jueces.
Por su parte el obispo Carlos Charles, de la Estaca Valle de las Flores de Jesucristo, de los Santos de los Últimos Días, dijo que el Señor reconoce las diferencias que existen en la intención y las circunstancias de cada uno, ya sea que tuviera algún problema mental, una depresión muy fuerte, o que nadie supo ver los signos de sus intenciones y otras.
Indicó que todas las circunstancias deben ser tomadas en cuenta y no sólo que la persona actuó como pecadora.

 

 

Crecerá el número de suicidios
Se prevé que en los próximos años el número de suicidios se incremente, debido a que no hay una política pública para prevenir y erradicar este flagelo de la sociedad.
Alejandro Águila, fundador del Instituto Hispanoamericano de Suicidología, opinó que el suicidio debe alarmar a la sociedad, porque cada vez cobra más vidas, por arriba del cáncer, sida y los homicidios. Hoy día representa la segunda causa de muerte en jóvenes de 15 a 24 años de edad en México.
En el país todavía no existe una Ley General para la Prevención del Suicidio, y también se carece de un programa permanente para prevenirlo.
Dijo que lo más constante que se ha implementado es la línea gratuita 01800, locatel y el 911, en las que de cada 10, siete llamadas son falsas.
Esto es preocupante, porque si se puede salvar una vida a través de estas líneas telefónicas, la irresponsabilidad de la gente lo impide”
Datos del INEGI de 2015, revelan que se registraron ese año en todo el país 6,225 casos de suicidios consumados, pero se cree que la cifra es mayor, porque muchos de ellos no se reportan.
Los tres estados que tienen el mayor índice son el Estado de México, Jalisco y Chihuahua, lo cual varía según transcurren los meses, porque en ocasiones repuntan en los primeros sitios Yucatán y Coahuila.
"Coahuila estaba en el octavo y ha subido al quinto sitio, ha ido en ascendencia”, dijo el experto.

Hay mucho por investigar
Se han encontrado tres condiciones que llevan al suicidio. La primera de ellas son problemas familiares, como violencia, maltrato, abuso, adicciones y la desintegración; la segunda son las decepciones amorosas, y la tercera aún se desconoce. Por lo que todavía hay mucho por investigar para conocer el fenómeno.
Águila agregó que de 10 casos, en 7 u 8 la familia no sospechaba las intenciones del suicida, inclusive lo veían contento y feliz. "Sabemos que las personas que quieren quitarse la vida siempre mandan mensajes, a veces la gente a su alrededor no se percata, pero lo más común es que muestren poco interés por vivir, apatía, y pronunciamiento de oraciones negativas en contra de ellos mismos.”
Advirtió que la depresión es otro factor que lleva al aislamiento, problemas para conciliar el sueño,  cambio de hábitos en el comer, la agresión y pocas ganas de hacer las cosas.

 

 

 

Religión no determinante para evitar los suicidios
En el Instituto Hispanoamericano de Suicidología se tienen vínculos con líderes religiosos de diferentes denominaciones y la mayoría están de acuerdo en que si bien sus creencias funcionan como un factor protector para evitar el suicidio, no es una garantía para disuadir a la gente a cometer este acto, ya que inclusive sacerdotes y pastores, han caído en esto.
"Definitivamente no son un freno las creencias religiosas, son un factor protector que les da esperanza sobre su futuro, pero en casos extremos ni siquiera esto funciona”, dijo Alejandro Águila, fundador de la institución con sede en la Ciudad de México.
 
Así se informó
"Por causas aún desconocidas, una menor de tan sólo 11 años se quitó la vida la noche del 1 de julio en el interior de su vivienda en la colonia Loma Real 2, en Torreón. Para ello utilizó el método de ahorcamiento”.
"El organismo Sin Ansiedad Laguna, A.C., informó que las enfermedades emocionales como la depresión y ansiedad pueden llevar al suicidio, otras causas son  el alcoholismo, drogadicción y violencia”
 
Suicidios en Coahuila
  • En agosto se han registrado 8 muertes por suicidio en Coahuila
  • Se han registrado 95 suicidios en el estado en este 2017
  • En julio, la persona más joven en quitarse la vida fue una niña de 11 años, mientras que en agosto el suicida más joven tenía 22 años
  • La persona más longeva fue un hombre de 57 años
 

 

Escrito por Sofía Noriega

Comentarios

El Diario de Coahuila - Todos los derechos reservados. (2005-2016)