Beneficiaría a los Cinco Manantiales una reforma a la Ley del IVA

Los estados de Nuevo León, Tamaulipas, Baja California, Chihuahua, Coahuila y Sonora aportan el 25% del PIB nacional en las actividades secundarias, es decir, en sector industrial, según datos del INEGI.

Mediante una reforma a la Ley del Impuesto al Valor Agregado se pide la inclusión en este beneficio a los cinco municipios de la Región de los Cinco Manantiales, pese a que no están en la franja de los 30 kilómetros, pero tienen una vinculación económica a la frontera.

Ante el pleno de la Cámara de Diputados, Rubén Moreira Valdez presentó una iniciativa de reforma a la Ley del IVA, en la que también se propone incluir los municipios de Rosarito, en Baja California y Cananea, en Sonora, por estar en una condición similar.

Para sustentar su propuesta, el legislador se basó en estudios realizados por especialistas del Colegio de la Frontera Norte sobre el impacto de la disminución del IVA en esa región.

"Se destaca el empeoramiento del efecto distributivo de los recursos de las familias, toda vez que el aumento al IVA recae principalmente en los pobladores más pobres de la región fronteriza, quienes no tienen alternativa de elegir sus gastos entre México o Estados Unidos, quedándoles únicamente la opción de adquirir los productos a un precio mayor en el mercado nacional.

"Para quienes tienen la posibilidad de consumir en el mercado externo de la frontera sur de los Estados Unidos, el efecto es también nocivo, pues reduce su capacidad de compra en el mercado interno, trasladando su consumo hacia bienes y servicios de procedencia externa”, indicó.

Expresó que en Estados Unidos tienen un impuesto que va del 8 al 10% de las ventas y si bien la naturaleza del mismo no es igual a la del valor agregado, al final de cuentas la gente terminó pagando del 6 al 8% más por la compra de bienes o contratación de servicios.

"Encontramos una evidente vulneración de los principios de proporcionalidad y equidad fiscal contenidos en la Constitución, porque la actual legislación en la materia no toma en cuenta las condiciones específicas del mercado fronterizo, ignorando por completo la dinámica particular que se desarrolla en la demanda de bienes y servicios.

"La homologación del impuesto al valor agregado en los estados fronterizos, significó un aumento del 5% en los precios provocando una disminución en el poder adquisitivo de la población local, entre otras implicaciones”, explicó.

De tal manera que al pagar más impuestos por la compra de bienes o prestación de servicios en la zona fronteriza, muchos de los consumidores mexicanos optaron por realizar sus compras en Estados Unidos.

Esta reducción del consumo local tiene un efecto negativo en la producción y generación de empleo, atenuando el potencial productivo de la región fronteriza y significando desventajas competitivas frente a inversionistas.





Para saber:

Esta iniciativa busca generar una reducción de la tasa del IVA en la zona fronteriza norte para afectar lo menos posible la competitividad con el comercio exterior, por ello se propone que el pago del IVA en estas áreas sea del 8%.


Lo que se propone:

Se considera como región fronteriza a los municipios y poblaciones que se encuentren dentro de la franja fronteriza de 30 kilómetros paralelos a la línea divisoria internacional de las fronteras norte y sur del país.

Se incluye a los municipios de Playas de Rosarito, Baja California; Cananea, Sonora; Nava, Allende, Morelos; Villa Unión, Juárez, Zaragoza, y Ocampo, en Coahuila.


 



Por Daniel Valdes



 

Comentarios

El Diario de Coahuila - Todos los derechos reservados. (2005-2016)