Falta espacio en la colonia Topo Chico

Vecinos se “adueñan” de las calles y banquetas

Falta espacio en la colonia Topo Chico

Los vecinos se adueñan de las calles en la colonia “Topo Chico” Fotos: Rodolfo Pámanes / EL DIAIRO

Falta espacio en la colonia Topo Chico

El grafiti es uno de los problemas más evidentes.

Falta espacio en la colonia Topo Chico

No hay espacio para caminar en las banquetas y eso arriesga a los habitantes de este sector.

Falta espacio en la colonia Topo Chico

La iluminación en algunas calles como David Berlanga, funciona, pero es ya muy débil.

Con una total falta de respeto hacia los demás, muchos de los vecinos de la colonia Topo Chico, ubicada entre el bulevar Francisco Coss y Jesús Valdés Sánchez, prácticamente las calles se han convertido en un espacio reservado para quienes tienen en estos lugares sus viviendas, talleres y negocios.
Esta es una de las colonias más antiguas de la zona norte de Saltillo, pero en ellas se puede percibir que la lucha por los espacios en la vía pública es un tema de todos los días, ya que con cubetas, sillas de plástico y hasta madera, se improvisan barreras para evitar que la gente que no es de ahí, se estacione en la vía pública.
El problema de la falta de espacio es más grave de los que se ve a primera vista, pues otros vecinos suben sus automóviles a las banquetas, impidiendo el libre paso a las personas de la tercera edad, quienes son las que predominan en este sector.
En cuanto a la pavimentación, afortunadamente la colonia no enfrenta problemas de baches, pero carece de áreas verdes.
La mayoría de las calles ha cambiado su fisonomía con el paso del tiempo, y como suele suceder, las familias que fundaron este sector han emigrado a nuevos espacios, convirtiéndose sus casas en talleres y pequeños comercios, como tienditas y fondas, las cuales abundan en este sector.
En particular la colonia no tiene problema de basura, pero el grafiti es algo que resalta a primera vista, toda vez que por las noches, existen calles que tienen iluminación muy débil y esto es aprovechado por pandilleros que llegan desde otros sectores de la ciudad, sobre todo de la zona centro.
Juan Carlos Antero, advierte que la mala actitud de los vecinos que ponen sus autos en las banquetas y que reservan espacios en la vía pública, han ocasionado pleitos fuertes, por lo que en varias ocasiones ha tenido que intervenir la policía, pero aún así nadie paga los espacios exclusivos.
"Aquí todo mundo se cree dueño de la calle, ni se te ocurra quitar una cubeta o una silla, es muy probable que le hagan algo a tu carro si buscas un lugar donde estacionarte, sobre todo alrededor de la iglesia del Espíritu Santo los fines de semana y cuando hay eventos”, comentó.

Galería de fotos

Escrito por Rodolfo Pámanes

Comentarios

El Diario de Coahuila - Todos los derechos reservados. (2005-2016)