SEÑALA EL DIPUTADO BENITO ROSAS

Garantizado, el agua de la llave es potable

Innecesario el gasto por comprarla embotellada

Garantizado, el agua de la llave es potable

Benito Ramírez Rosas.

Benito Ramírez Rosas.

Al quedar garantizado que el agua de la llave es potable, debe haber una campaña de información sobre el sustancial ahorro familiar que significa el dejar de comprar agua embotellada, sostuvo el diputado Benito Ramírez Rosas.
Se estima que el 65 por ciento de las familias de Saltillo compran agua purificada, incluidas 16 mil personas en condición de pobreza extrema, de ahí la importancia de fomentar el consumo del agua de la llave y con ello generar un importante ahorro en la economía familiar.
Por ello, el Congreso del Estado pidió al Ayuntamiento de Saltillo, a la Comisión Estatal de Aguas y Saneamiento y a la Procuraduría Federal del Consumidor lleven a cabo esa campaña para informar y orientar a la ciudadanía de que es innecesario el gasto semanal o mensual, en la compra de agua purificada, "pues el agua que suministra Aguas de Saltillo ha sido debidamente certificada”.
El legislador expresó que se ha hecho costumbre que la gente compre agua embotellada, ante los problemas de algunos organismos operadores de agua para garantizar el abasto suficiente y sobre todo de calidad.

CALIDAD
En su exposición se refirió a la empresa mixta Aguas de Saltillo, en particular a las deficiencias en el abastecimiento, sobre todo en días calurosos.
No obstante, reconoció la calidad del agua que distribuye Agsal, pues es totalmente potable, según certificado de calidad expedido por la Secretaría de Salud.
"Agsal pasa a ser el primer organismo operador del estado en recibir dicho reconocimiento, desde el 24 de febrero de 2016, mismo que confirma que el caudal que se provee a la ciudad cubre los requerimientos oficiales.
"Aguas de Saltillo cumple con las reglas sanitarias del sistema y de la calidad bacteriológica y físico-química del agua para uso y consumo humano en los pozos de Loma Alta, Zapalinamé, San Lorenzo, Terneras, Aguas del Sur, Carneros y Urbana”, expuso.

 

El dato:
Saltillo también contribuyó a que en la última década el consumo de agua embotellada creciera en 32% a nivel nacional, de tal suerte que en el mismo lapso el promedio de consumo anual por persona pasó de 150.1 a 198.7 litros.

 

Entérate:
  • Revisión técnica de instalaciones
  • Revisión documental y análisis físico químicos y bacteriológicos
  • Obtención del Certificado de la Calidad del Agua
  • Cumplimiento de las Normas "NOM-179-SSA1-1998.
  • Cumplimiento de la norma "NOM-127-SSA1-1994.

Escrito por Daniel Valdés

Comentarios

El Diario de Coahuila - Todos los derechos reservados. (2005-2016)