Penalizar el aborto es castigar a la pobreza

La legisladora se pronunció en contra de la decisión del Congreso de Nuevo León, al considerar que representa una afectación a los derechos de la mujer.

Penalizar el aborto es castigar a la pobreza

CLAUDIA RAMÍREZ Pineda.

CLAUDIA RAMÍREZ Pineda.

La penalización del aborto representa un castigo a la pobreza, puesto que una mujer de clase acomodada se puede dar el lujo de ir a las clínicas donde esta práctica es permitida, dentro y fuera del país, practicárselo y regresar a su estado natal sin mayores problemas legales, expuso la diputada Claudia Isela Ramírez Pineda.
La legisladora se pronunció en contra de la decisión del Congreso de Nuevo León, al considerar que representa una afectación a los derechos de la mujer.
La resolución de Nuevo León criminaliza a las mujeres que deciden libremente sobre su maternidad.  
Dijo que esa reforma constitucional se realizó en contra del llamado que hicieran diversas organizaciones feministas y grupos defensores de derechos humanos. Incluso, la misma Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León, instaba a los legisladores a no aprobar tal norma.
Se refirió a lo que establece la Corte Interamericana de Derechos Humanos, respecto a que no es procedente otorgar el estatus de persona al embrión.
Expresó que esto representa limitar los derechos al libre desarrollo de la personalidad, el principio de autonomía de las personas, y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, a las que se les excluiría de tener la posibilidad de utilizar métodos anticonceptivos susceptibles de tener efectos anti-implantatorios.
Además, pone a las mujeres en riesgo de ser sancionadas penalmente por su uso y las colocaría como un medio o lugar para el desarrollo del embrión, siendo accesorias al producto que se gesta en su cuerpo, restringiendo el ejercicio de sus derechos.

 

 

Por Daniel Valdes

Comentarios

El Diario de Coahuila - Todos los derechos reservados. (2005-2016)