CARLOS ALBERTO LOERA:

Impera coyotaje en campo de Coahuila

El titular del Medio Ambiente de la CNC en el Estado, afirmó que continúa el tráfico de permisos para explorar la cera de candelilla

Impera coyotaje en campo de Coahuila

SON empresas y ‘‘coyotes’’, quienes trafican con los precios de la cera de candelilla, pero también con los permisos que otorga la autoridad federal. Héctor López / EL DIARIO

SON empresas y ‘‘coyotes’’, quienes trafican con los precios de la cera de candelilla, pero también con los permisos que otorga la autoridad federal. Héctor López / EL DIARIO

Por Héctor López
El secretario del Medio Ambiente de la Confederación Nacional Campesina en Coahuila, Carlos Alberto Loera, afirmó que en las regiones del campo, donde hay producción de cera de candelilla, se continúa viviendo el tráfico de las guías o permisos para explotar la planta cera de candelilla. 
Son las empresas que compran el producto, pero también ejidatarios los que están aplicando estas prácticas y es cuando entran los ‘‘coyotes’’; hay casos en los que se trabaja sin permisos y es el momento cuando los intermediarios compran pero a mitad de precio, o sea a 40 pesos el kilo si no hay guía. El resto, o sea los otros 40, es ganancia para ellos.
"Los mismos campesinos trafican con los permisos para tener asegurados a los clientes y, sobre todo, ahora que hay poca demanda de las empresas”, destaca Loera.
Son los ingenieros de las empresas compradoras de cera, quienes también ofrecen los permisos que entregan las autoridades federales, y esto es ya una práctica en todo Coahuila, explicó el técnico forestal.
Con los permisos, el kilo de cera se paga hasta a 80 pesos kilo, pero la tendencia va a la baja de nuevo.
En las zonas candelilleras de Coahuila hay otro problema, son las personas de la tercera edad en su mayoría, quienes trabajan en el proceso de la candelilla, muy pocos jóvenes siguen este oficio y es por ello que hay abusos, pues los coyotes saben de la necesidad de la gente pobre del campo para tener un poco de economía.
Ahora con el nuevo gobierno de Morena, está más complicado tratar de remediar el ‘‘coyotaje’’, o el abuso de las empresas compradoras.
No se tiene definido un delegado de la Conafor, y no hay manera de agilizar legalmente más permisos, y los que se han otorgado son usados con fines lucrativos.

Comentarios

El Diario de Coahuila - Todos los derechos reservados. (2005-2016)