EL ASESINO DE PURÓN

Delincuente de alta peligrosidad

José Ignacio Arámbula Viveros, quien junto con su hermano Erik, militar en activo son los presuntos asesinos de Fernando Purón Johnston, son buscados por las autoridades y se ofrecieron 10 millones de pesos por quien aporte datos que ayuden a su captura

José Ignacio Arámbula Viveros, quien junto con su hermano Erik, militar en activo, son los presuntos asesinos de Fernando Purón Johnston, son buscados por las autoridades y se ofrecieron 10 millones de pesos por quien aporte datos que ayuden a su captura.
De acuerdo con las investigaciones, José Ignacio fue quien disparó en contra de Purón.
Según información que se difundió extraída de diferentes archivos de internet y a través de redes sociales, José Ignacio Arámbula Viveros, "El Putrámbula”, fue director de Seguridad Pública en Tenosique, Tabasco.
Según expedientes, tiene en su contra más de 81 denuncias y acusaciones criminales ante el Ministerio Público de los fueros común y federal por delitos tales como homicidios, atentados criminales, secuestros, torturas, abuso de autoridad, violencia en pandilla criminal; robos calificados con violencia en pandilla; extorsiones.
También se le señala por acoso y violación consumada en agravio de decenas de mujeres, entre las que se mencionan niñas de entre 14 a 17 años y mujeres adultas.

UN LARGO HISTORIAL
Robo de toda clase de vehículos tales como automóviles y camionetas de lujo, motocicletas, además del abigeato dentro y fuera de Tabasco, y su traslado a Guatemala.
Hay información que señala que escondía todo lo que se robaba en dos ranchos en Tenosique, Tabasco, sobre todo el ganado confiscado y el que él mismo y su gente robaban.
Todo era vendido en el mercado negro.
En cuanto a cargos federales, se le acusa de tráfico de droga, tráfico y acopio de armas de uso exclusivo del Ejército
Comercio y acopio de droga, en específico mariguana y cocaína, y aunque nunca se sometió a exámenes toxicológicos, hay información referente a que es adicto a la cocaína.
Acumuló millones de pesos en moneda nacional, en dólares y quetzales.
De los ranchos que se señalan como sus centros de operaciones criminales y bodegas, uno se ubica en San Marcos, Tabasco y está a nombre de su subordinado, el policía municipal Juan López Espinoza, "El Meca”.
El otro rancho, del cual no se cita nombre ni ubicación precisa, está a nombre del subdirector de la Policía Municipal, Reynaldo Sánchez Laguna, "El Rey”.
Comentarios

El Diario de Coahuila - Todos los derechos reservados. (2005-2016)