SECTOR CONDOMINIOS LA HERRADURA

Se quejan vecinos del pandillerismo

Residentes denuncian que constantemente hay roces y pleitos entre vecinos debido al grave hacinamiento, y por la falta de espacios de convivencia familiar

Se quejan vecinos  del pandillerismo

SE inicia en el sector un nuevo asentamiento irregular. Héctor López / EL DIARIO

Se quejan vecinos  del pandillerismo

HASTA en las banquetas hay basura que dejan los colonos. Héctor López / EL DIARIO

Se quejan vecinos  del pandillerismo

AL fierro viejo fue a parar parte de la malla de protección. Héctor López / EL DIARIO

Se quejan vecinos  del pandillerismo

MUEBLES viejos fueron tirados al fondo del arroyo. Héctor López / EL DIARIO

Se quejan vecinos  del pandillerismo

PARA los vecinos no hay problema, ellos tiran la basura al arroyo. Héctor López / EL DIARIO

Se quejan vecinos  del pandillerismo

VIVIR en condominios ha generado problemas sociales como el hacinamiento y broncas entre vecinos. Héctor López / EL DIARIO

VIVIR en condominios ha generado problemas sociales como el hacinamiento y broncas entre vecinos. Héctor López / EL DIARIO

Debido a que la totalidad de los vecinos que ocupan los condominios en el segundo sector de La Herradura viven hacinados por la falta de espacios de convivencia familiar y porque no hay ni espacio para tender la ropa o estar en privacidad, se han generado muchos ‘‘roces’’ entre las familias. También se quejan del pandillerismo y la delincuencia que se apodera del sector por las noches.
Maestros de la primaria Félix U. Gómez, explicaron al Inspector Urbano, que hay muchas conductas inadecuadas entre los alumnos y se refleja en las horas de trabajo en la escuela, ya que hay mucha rebeldía, inclusive hay alumnos que han egresado de la escuela, pero todavía siguen viviendo los problemas de casa y hasta participan en las situaciones de sus padres. Por ello el barrio es otro de los más inseguros en las noches y fines de semana, revelaron los maestros.
DESINTERÉS DE LA GENTE
Es un sector donde se observa la falta de interés de la gente, porque en las calles es costumbre que los mismos vecinos tiren basura, aunque el camión recolector pase cada tres días.
Una de las madres de familia de la colonia, que vive en uno de los condominios, manifestó que en las tardes y noches hay venta de estupefacientes por parte de menores de edad, y también se ha observando que inhalan resistol en bolsas transparentes, o en botellas de plástico.
‘‘Por todas partes hay males, la gente del barrio en plena luz del día va al cauce natural a tirar la basura y ahora ya hay franjas del margen que están ya invadidas, en donde se construyen tejabanes’’, comentó la ciudadana.
Dentro de los ‘‘palomares’’ habilitados como casas no hay privacidad y se vive la violencia intrafamiliar, ya la gente está acostumbrada a estos problemas, además a las bandas delictivas que se drogan y asaltan, y más por donde está el puente peatonal.
El área donde se juntan son entre los pasos de cada sección de condominios, y otro punto es el lugar donde están las canchas de futbol.
DESTRUYEN OBRAS
Vecinos entrevistados se quejan, además, que los pandilleros destruyen las mallas ciclónicas de protección, por lo que éstas duran muy poco, y se ha observado a los pandilleros retirar este material y luego lo venden en lugares donde compran chatarra.
 
 
Por Héctor López
Comentarios

El Diario de Coahuila - Todos los derechos reservados. (2005-2016)