INSTITUTO DE INVESTIGACIONES SOCIALES:

En México ‘no se mueve nada’

Aun con las mejores leyes de transparencia de América Latina

CIUDAD DE MÉXICO (Apro).- El caso de la empresa brasileña Odebrecht es una pieza más en el rompecabezas de la corrupción mexicana, donde "no se mueve nada”, pese a que tenemos las mejores leyes de transparencia de América Latina.
Así lo señaló Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS), quien señaló que si bien tenemos avances pro transparencia y pro información, solucionar el problema de la corrupción no es un asunto sólo institucional, sino de un cambio histórico-político, de transición verdadera a la democracia.
De acuerdo con la coordinadora del Laboratorio de Documentación y Análisis de la Corrupción y la Transparencia del IIS, necesitamos cambiar en términos estructurales a una institucionalización de la transparencia, de la probidad, a una nueva forma de operar, a un nuevo régimen, que tiene que ver con documentar y señalar nombres.
En la conferencia de medios "Corrupción e impunidad. El caso de la empresa Odebrecht”, recordó que el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló que ex mandatarios y altos funcionarios de 12 países, entre ellos Alan García (Perú), Inacio Lula da Silva (Brasil), Alejandro Toledo (Perú) y Felipe Calderón Hinojosa (de México), recibieron 778 millones dólares en sobornos por parte de esa empresa brasileña a cambio de contratos millonarios en el ramo energético, entre 2000 y 2016.

 

Los ingredientes
La dinámica de estos esquemas de corrupción, dijo, no son nuevos. Los ingredientes son los de siempre: sobornos millonarios, sobreprecios, evasión del fisco, paraísos fiscales, robo al erario público, defraudación del Estado, contaminación de sistemas democráticos y corrupción de partidos políticos.

 

Comentarios

El Diario de Coahuila - Todos los derechos reservados. (2005-2016)