Destapa Cuauhtémoc Blanco más anomalías en Paso Exprés

CUERNAVACA, Mor., diciembre 6 (EL UNIVERSAL).- El gobierno de Cuauhtémoc Blanco iba por el retiro de las barreras de confinamiento para transitar a alta velocidad en el Paso Exprés, pero en la revisión brotaron más irregularidades en la construcción de la obra, violaciones a normas oficiales en materia de señalamiento de carreteras y de vialidades urbanas.
Un dictamen de la Dirección General de Servicios Técnicos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), de principios de noviembre —cuando aún era titular Gerardo Ruiz Esparza—, consideró necesario revisar la señalización vial en los 14.5 kilómetros del libramiento, porque "se observa que no cumple con lo establecido en la "NOM-034-SCT-2011 señalamiento horizontal y vertical de carreteras y vialidades urbanas".
La conclusión técnica precisa que se requiere instalar en ambos sentidos la barrera de confinamiento de los carriles laterales de los kilómetros 93.8 al 94, para encauzar adecuadamente los vehículos al distribuidor, toda vez que los accesos están a desnivel, en curva horizontal y con escasa visibilidad.
En los antecedentes de la obra destaca que fueron los escurrimientos de agua en el subsuelo los que provocaron la formación del socavón que se tragó un auto con dos hombres el 12 de julio de 2017.
Advierten riesgo. El presidente de la Federación de Arquitectos e Ingenieros Civiles de Morelos, Daniel Espina, afirmó que el retiro de las barreras divisorias del Paso Exprés significa un riesgo para automovilistas y podrían aumentar los accidentes viales, pero principalmente porque los conductores violentan los límites de velocidad.
Afirmó que la decisión de quitar los muros de los carriles de alta velocidad es un error, pero si la SCT cumple con la petición del gobierno estatal de reducir carriles y un área de acotamiento de 2.50 metros, el riesgo de accidentes disminuirá.
En contraste, Fidel Giménez-Valdés, secretario de Obras Públicas en Morelos, afirmó que desde septiembre recibió la orden del gobernador Cuauhtémoc Blanco para gestionar el retiro de los bloques de concreto por el riesgo latente que enfrentaban los conductores.
El recuento de la dependencia estatal de mayo hasta el pasado 4 de diciembre indica que en el Paso Exprés se han registrado 49 accidentes en los que han estado involucrados 140 vehículos, cuyo saldo es de 72 lesionados y cuatro muertos.
Giménez-Valdés aseguró que su petición fue bien recibida por la SCT y Banobras —en calidad de institución fiduciaria—, pero Capufe atendió a regañadientes la orden del retiro y lo hizo luego de que el gobierno estatal presentó una denuncia ante el Órgano Interno de Control por omisión.
Entre las peticiones del gobierno estatal está reconfigurar el Paso Exprés de 10 a ocho carriles y acotamiento de 2.50 metros, pero la SCT consideró que primero deben instalarse barreras de orilla de arroyo vial, dándoles continuidad según su tipo a lo largo del libramiento.
Comentarios

El Diario de Coahuila - Todos los derechos reservados. (2005-2016)