MANO DE OBRA MEXICANA

Las esferas Navideñas

En Tlalpujahua, pueblo mágico michoacano, es uno de los lugares donde dan forma y belleza a las tradicionales artesanías

Las esferas Navideñas

TONALIDADES DIVERSAS es el resultado de la experiencia. Fotos: Héctor López / EL DIARIO

Las esferas Navideñas

LOS QUEQUITOS son parte de los diseños especiales. Fotos: Héctor López / EL DIARIO

Las esferas Navideñas

LA OBRA artesanal mexicana se define en cada trabajo y detalle para la elaboración de la esfera navideña. Fotos: Héctor López / EL DIARIO

Las esferas Navideñas

EN TLALPUJAHUA, estado de Michoacán, el diseño da vida y elegancia a cada esfera. Fotos: Héctor López / EL DIARIO

Las esferas Navideñas

CADA ARTISTA da su tono y diseño. Fotos: Héctor López / EL DIARIO

Las esferas Navideñas

TODO ES de vidrio, nada de plástico, un excelente diseño son las esferas “espolvoreadas” o granuladas. Fotos: Héctor López / EL DIARIO

Las esferas Navideñas

UNA NOCHEBUENA en su color natural es el reflejo de diseño e imaginación. Fotos: Héctor López / EL DIARIO

Las esferas Navideñas

PARA ESTA Navidad un adorno muy mexicano. Fotos: Héctor López / EL DIARIO

PARA ESTA Navidad un adorno muy mexicano. Fotos: Héctor López / EL DIARIO

TLALPUJAHUA, MICH.- Las esferas navideñas son una obra artesanal muy mexicana. Tlalpujahua, Michoacán es tierra de trabajo y un orgullo de México para el mundo; es un Pueblo Mágico que ha sobresalido en Latinoamérica precisamente por la belleza y formas diversas de las esferas navideñas.
En cada taller del pueblo el atractivo son los colores, las formas y la manera de adornar cada pieza.
Pero ¿cómo se elaboran las esferas?
Desde el mes de noviembre, el pueblo se convierte en uno de los talleres más famosos de México, de hecho es una tradición previa a la temporada de Navidad y es ahí a donde acuden comerciantes del extranjero y del país para comprar lo más selecto de las esferas.
Es un trabajo artesanal y de gran creatividad cien por ciento mexicana.
Para elaborar cada una de las esferas se utiliza un tubo de vidrio neutro, el cual se calienta a una temperatura de 900 grados y es en ese momento cuando el artesano puede dar la forma según sus diseños; pueden ser figuras en miniatura o de tamaño ideal para decoración.
La ventaja que se tiene es que el vidrio no conduce el calor y ello da una amplia maniobrabilidad.
Posteriormente el vidrio transparente se "baña” en nitrato de plata y luego en aluminio.
Después pueden adquirir diferentes tonalidades, es prácticamente un fondo para proceder a dar los colores definitivos a cada esfera; la decoración es el arte y la magia de esta Navidad con mano de obra calificada cien por ciento mexicana y para el mundo.

 

 


Por Héctor López

Comentarios

El Diario de Coahuila - Todos los derechos reservados. (2005-2016)