JOSÉ MARÍA FRAUSTRO SILLER:

Ejército Mexicano, garante de estabilidad en Coahuila

Se han ganado la empatía, el respeto y la admiración de los coahuilenses y de la nación

Ejército Mexicano, garante de estabilidad en Coahuila

Las autoridades montaron guardia de honor y depositaron una ofrenda floral ante el monumento erigido en homenaje a los Niños Héroes, en el fraccionamiento Chapultepec. Especial / EL DIARIO

Sigue vigente la gesta de los Niños Héroes, y en Coahuila son notorias las huellas del Ejército Mexicano, en la paz y condiciones de tranquilidad que gozamos los coahuilenses, manifestó José María Fraustro Siller.
El Secretario de Gobierno dijo que el Ejército Mexicano siempre estará presente en la entidad, como garante de la estabilidad del territorio, de las instituciones y de la integridad de los coahuilenses.
Expresó que los militares que se han ganado la empatía, el respeto y la admiración de los coahuilenses y de la nación.
Con la representación del gobernador Miguel Riquelmes, el Secretario de Gobierno encabezó la ceremonia para recordar el 171 aniversario de la Batalla de Chapultepec, acompañado por el general Francisco Ortega, Comandante de la Sexta Zona Militar, así como por representantes del Congreso y del Tribunal Superior de Justicia.
"Jamás olvidaremos lo que los soldados han hecho por nosotros. Son los primeros en llegar para atender a la población en casos de desastre y fueron el soporte más férreo para confrontar a los grupos delictivos que asolaron Coahuila, en uno de los peores momentos de inseguridad que vivió el estado”, indicó.
ALTAS Y NOBLES ASPIRACIONES
Expresó que hay un gran orgullo y respeto por el Ejército, a cuyos elementos se les considera como hermanos, además de que las fuerzas militares son parte fundamental de nuestro pasado y son muy importantes en nuestro presente.
Fraustro indicó que las Fuerzas Armadas de México se distinguen por representar las más altas y nobles aspiraciones de los mexicanos, sin perder su origen popular.
Al referirse a la gesta de los Niños Héroes, destacó el valor de los cadetes, quienes pudieron salvar su vida, abandonando el Castillo, porque esa orden se les dio, pero con heroismo decidieron defender  la Patria contra un ejército que descomunalmente los rebasaba en número, y optaron por el honor, antes que la humillación de rendirse  ante el enemigo y dejar la nación en manos ajenas.

 

 

Por Daniel Valdes

Comentarios

El Diario de Coahuila - Todos los derechos reservados. (2005-2016)