Los Barrios de Saltillo

Santa Anita, Ojo de Agua y Landín

Santa Anita, Ojo de Agua y Landín
El barrio de Santa Anita con su iglesia que recientemente celebró su día, remodelada y muy bien cuidada por los feligreses que la quieren y aman.

Tuesday, August 02, 2011

El Barrio de Santa Anita es un lugar clave para entender la historia de Saltillo, surgido de una loma como lo fue El Calvario, y de manera estratégica, este barrio tlaxcalteca es uno de los cinco en que se dividió el pueblo de San Esteban de la Nueva Tlaxcala desde su fundación en 1591, es decir, hace 420 años.

Santa Anita se estableció entre el pueblo de San Esteban y la loma entonces conocida como Cerro de la Cruz o Cerro de las Cruces y ha sido el barrio que más adeptos ha tenido. Existe en el Archivo Municipal gran acervo bibliográfico y documental que lo nombra.

En la loma se colocó una cruz entre el callejón de la Ermita y la calle Acuña a la que también se le llamó la Calle de la Cruz, durante el virreinato ocupó las calles de Ramos Arizpe, Escobedo, Morelos y Acuña. Los parroquianos dicen: El barrio va de Escobedo hacia arriba, pero es muy amplio. Nuestra Señora de Santa Ana se celebra el 26 de julio, Día de San Joaquín y Santa Ana en que se entregan las velas de cera al templo. Muchos danzantes y matlachines acuden a la fiesta y por existir una longeva vida entre los habitantes, existe una fuerte amistad entre ellos.

Históricamente el señor Vicente Jasso en 1920 construyó la primera Ermita en un terreno donado por Francisco Valenzuela el cual corresponde a una porción del terreno actual. Debido a su mal estado los vecinos decidieron demoler la capilla y adquirieron otra capilla para construir una más grande, la misma que fue demolida y no es hasta 1973 que se construye la actual.

La actual escalinata de Santa Anita corresponde al antiguo camino de acceso a la cruz de madera en la cima de la loma. Basta decir que hacia el sur a partir del siglo XIX se comenzó a poblar. Cabe destacar que las casas de este barrio corresponden a la época de la colonia y existe una fe católica muy antigua.

Las últimas administraciones municipales ha revivido este barrio con programas de rehabilitación a la vivienda y mejoras sanitarias. Cuentan los vecinos del populoso barrio que ahí por calle de Mina hace aparición fantasmal una dama vestida de blanco con corona y velo como si fuese novia, baja del cerro como si fuese doliéndose de algo y llorando como a eso de las dos de las mañana en las noches de invierno.

BARRIO DEL OJO DE AGUA

Un barrio fundacional se le puede considerar al Barrio del Ojo de Agua, pues desde esta parte, los conquistadores, entre ellos Alberto del Canto, consintieron en que por sus brotes de agua peculiares, como de salto, llamaran a la ciudad Saltillo, es decir, como un salto de agua pequeño, para luego corregir el nombre y finalmente designarla Villa de Santiago del Saltillo del Ojo de Agua.

Este barrio ocupa desde la calle General Cepeda hasta los primeros tramos de la calle Libertad y comparte gran parte de la otrora Loma de la Cruz y su declive junto con el Águila de Oro. Posee una parroquia dedicada al Santo Cristo del Ojo de Agua. Este barrio nace con la llegada de Francisco de Urdiñola quien pacificó a los indígenas para bien de la comunidad.

Su característica principal es la ermita de agua que desde entonces ha sido venerada pues en su interior existe un dibujo del Santo Cristo y todos los días los parroquianos la visitan dejando ahí sus milagros concedidos. Y no fue hasta 1894 cuando se puso la primera piedra para construir la actual parroquia en la cual el padre José Luis del Río y Santiago ya es un referente o ícono esencial para entender el desarrollo de aquel lugar.

Así en 1927-28 se colocó el Cristo traído de Roma cuyo costo fue de tres mil liras y que recientemente la misma iglesia se ocupara de darle mantenimiento. El templo posee la tradicional danza de adoración cristiano-indígena traída a Saltillo por los tlaxcaltecas en 1591. Esta danza se representa desde 1840 el segundo domingo de septiembre que es la fiesta del Santo Cristo del Ojo de Agua y en la cual se venera la imagen.

EL BARRIO DE LANDÍN

Nacido este barrio entre un sinnúmero de lomitas ocultas entre el follaje de árboles y rodeado de melgas donde se cultiva la alfalfa, Landín aparece entre un lomerío que se conoce como La Loma Trozada y ahí se levanta el templo de Landín.

Se puede considerar como uno de los primeros barrios de Saltillo porque y aunque no hay documentación que lo diga se dice que el templo, junto con el barrio, se fundaron el 25 de julio de 1555, otros que fue en 1575, es decir, antes de la fundación de la ciudad de Saltillo que fue en 1577.

Cabe destacar que el estilo arquitectónico de la iglesia de Landín tiene todo un estilo español. Construida al sureste de la ciudad, precisamente un lado del camino a Mazapil y Concepción del Oro, Zacatecas, el terreno donde está construida perteneció al señor Lorenzo Cerna quien lo compró a la señora viuda de don Julián Espino.

Se dice que en un principio perteneció dicho terreno a un rico minero llamado Juan Landín y a quien se le deben los primeros cultos religiosos. El templo se caracteriza por su estilo churrigueresco como el de Catedral. En esta iglesia se veneraba a la Santa Cruz de ahí la tradición de los habitantes de que las nuevas iglesias tomen este nombre.

Cerca de ahí existió una fábrica de fundición de metales por lo que en los terrenos de la hoy Hacienda del Morillo, ahora convertido en un espacio cultural, existen algunos restos de metales. Finalmente, la población que ahí vivió en aquellos primeros años se dedicó a las hortalizas por lo que Landín, hoy por hoy, es ya un espacio turístico convertido en museo muy bien aceptado por los lugareños y habitantes de otras latitudes.

Ranking de Noticias

La Frase del día

El éxito consiste en alcanzar lo que se desea, la felicidad en desear lo que se alcanza.
Anónimo.