DISCUSIÓN MARITAL

Tiene sangriento final

Don Juan decide quitarse la vida

Tiene sangriento final
Un sangriento final tuvo Juan Rosales Lucio.

martes, 28 de febrero de 2012

Los celos alcanzaron a un hombre de 70 años por un mensaje de texto; su esposa le reclamó y él en respuesta se quitó la vida clavándose la navaja de un exacto en el cuello.

La víctima fue identificada como Juan Rosales Lucio, con domicilio en Privada Primo de Verdad 103, casi esquina con Nacional, de la colonia Bellavista.

En la segunda planta de su casa fue encontrado por su esposa Catalina Segundo Viera, de 69 años; estaba ya sin vida.

Paramédicos acudieron a dicha vivienda ante el reporte de un herido por arma blanca, y encontraron al hombre sin signos vitales; confirmaron que tendría cerca de una hora de haberse quitado la vida.

SIN PALABRA

La mujer platicó a las autoridades que en la noche sostuvieron una discusión, pues ella le encontró unos mensajes de texto que no le parecieron, él se molestó y rompió el teléfono celular, pues ella le insistió que le permitiera leerlos para confirmar sus celos.

Por la mañana volvieron a discutir, pues él se negaba a dirigirle la palabra; poco antes de las 13:00 horas buscó a su marido para que comieran juntos, lo buscó por toda la casa y fue hasta en un cuarto de servicio en la segunda planta que lo halló.

Tenía el mango de un exacto en el cuello y al parecer la navaja enterrada, solicitó auxilio pues temió que si estaba con vida pudiera lastimarlo más.

Llegando los paramédicos le dijeron que ya no tenía signos vitales y entonces aguardaron a que llegaran las autoridades del Ministerio Público.

El médico legista indicó que toda la hoja de la navaja del exacto, de aproximadamente 8 centímetros, estaba enterrada en el lado izquierdo del cuello y al parecer se lastimó la arteria principal.

Especial

Ranking de Noticias

Humor

ABOGADOS: Cuando una persona ayuda a un criminal antes de cometer un delito, lo llamamos cómplice. Si lo ayuda después de haber violado la ley... lo llamamos abogado.

La Frase del día

Sólo conozco dos tipos de personas razonables: las que aman a Dios de todo corazón porque le conocen, y las que le buscan de todo corazón porque no le conocen.
Blaise Pascal (1623-1662). Matemático, físico y teólogo francés.