Libro de Quitzé Fernández

El pasado de Coahuila en ‘Los Niños del Mezquite’

Se presenta en la Feria del Libro

El pasado de Coahuila en ‘Los Niños del Mezquite’

En la selfie con el público asistente. | Fotos: Elena Hernández / EL DIARIO

El pasado de Coahuila en ‘Los Niños del Mezquite’

Un nutrido público acudió. | Fotos: Elena Hernández / EL DIARIO

El pasado de Coahuila en ‘Los Niños del Mezquite’

Ana Sofía García Camil en su mensaje. | Fotos: Elena Hernández / EL DIARIO

El pasado de Coahuila en ‘Los Niños del Mezquite’

Carlos Vélez, Quitzé Fernández y Carlos Manuel Valdés. | Fotos: Elena Hernández / EL DIARIO

El pasado de Coahuila en ‘Los Niños del Mezquite’

Quitzé Fernández, escritor del libro. | Fotos: Elena Hernández / EL DIARIO

Quitzé Fernández, escritor del libro. | Fotos: Elena Hernández / EL DIARIO

¿Qué tribus nómadas vivieron en el estado de Coahuila?, ¿cómo era su forma de vida?, ¿que comían?, ¿como convivían?, fueron algunas de las interrogantes que el escritor Quitzé Fernández se hizo cuando se dio la oportunidad de tomar su pluma y plasmar en un papel lo que hoy es su libro "Los Niños del Mezquite”.
La presentación de la obra se realizó en la Feria Internacional del Libro Coahuila 2019 Migración: Historia e Identidad, con los comentarios del historiador Carlos Manuel Valdés, y de Carlos Vélez, quien realizó las ilustraciones para este libro.
En este libro, Ana Sofía García Camil, secretaría de Cultura del Gobierno del Estado de Coahuila, además de dar la bienvenida a alumnos del nivel primaria que acudieron, mencionó que este libro que edita la secretaría, es un homenaje a aquellas tribus nómadas que vivieron en Coahuila, de los cuales solo les puede recordar a través de los vestigios que hoy se resguardan en los museos, o en aquellas huellas que siguen presente recordando su existencia hace más de 10 mil años.
Por su parte, el historiador y ganador de premios de índole nacional e internacional gracias a sus investigaciones históricas, Carlos Manuel Valdés, mencionó en primera instancia una pregunta a los espectadores acerca del desayuno que tuvieron antes de salir de casa, destacó que hoy en día es fácil ir a la tienda o simplemente abrir el refrigerador para toparse con el alimento, y sin embargo, pensar en aquellas tribus nómadas es una gran pregunta sobre cómo sería su alimentación viviendo en un desierto.
EL MEZQUITE
Gracias a los recientes vestigios, se puede apreciar que el "Mezquite” era de los frutos que resultaban del gusto de aquellas tribus, en especial de los niños, pero que su alimentación se basaba en plantas que se dan en el desierto, tales como el nopal, el maguey, la lechuguilla, e insectos comestibles.
De estas razas es nulo encontrarles, ya que han desaparecido a diferencia de las comunidades indígenas que hay en Sonora, Chihuahua, Jalisco o San Luis Potosí, debido a que se dieron tres factores importantes cuando hubo la migración en el norte del país, tales como la llegada de españoles, judíos y otros, quienes al ver la fortaleza de los indios eran llevados a las Antillas donde se vendían como esclavos, o por otras dos razones más como la aparición de enfermedades como la Varicela y el Cólera e incluso la lucha en contra de los propios españoles que terminaban por matarlos.
Y fue precisamente esa fuerza que se adquiría gracias a su alimentación, donde el Mezquite fue una fuente importante, ya que con esta también se elaboraban harinas y se consumían, además de la caza de animales, tales como el venado.
LA PROTAGONISTA ES JAME
Carlos Manuel Valdés, expresó una felicitación a su autor, en especial porque recopila la vida de los antepasados a través de la historia de historia de una niña Huachichil llamada "Jame”, quien a través del relato narra costumbres que son dignos de conocer para las nuevas generaciones, ya que es muy probable muchos sean descendientes de ellos, así como una invitación para adentrarse al mundo de la historia, de una forma muy propia para los nuevos lectores.
Por su parte, Quitzé Fernández mencionó que es el primer libro que publica y que presenta ante una gran audiencia y agradece a quienes lo apoyaron y se involucraron desde la investigación y hasta la impresión.
Tuvo la oportunidad de estar en lugares donde se resguardan los vestigios de estas tribus, pudo recrear a través de una historia el cómo era la vida del pasado, tanto de los adultos como de los niños, y como mensaje principal deja a sus lectores, que lo más lindo de los seres humanos es ser feliz y que para serlo no se necesita nada más que valorar lo que se tiene.
En comentarios de Carlos Vélez, dijo para él resultó una gran experiencia ser quien realizará las ilustraciones de este libro, pues además de ser una gusto muy grande el dibujar, lo más bonito para el fue darle rienda a su imaginación, dándole color a las sensaciones de los nativos, tales como el cansancio, la fiesta, o incluso recrear la naturaleza misma del desierto donde se recrea la historia, y que decir de crear al personaje "Jamé”.
Finalmente los presentadores agradecieron a su público que estuvieran presentes, pero en especial a encontrarle gusto a la lectura, porque gracias a esta conocerán mucho más sobre el pasado.

Escrito por Elena Hernández

Comentarios

El Diario de Coahuila - Todos los derechos reservados. (2005-2016)