Mantiene Messi liderato de Barza

En la Liga Española  
lunes, 2 de diciembre de 2019 · 00:00

BARCELONA.- Leo Messi no vivió su mejor noche en el Wanda Metropolitano... Pero cuando el tiempo acababa, cuando el 0-0 se daba como resultado imposible de variar, apareció para combinar con Luis Suárez y lanzar un zurdazo esplendoroso desde el borde del área que acabó con la resistencia del Atlético. En el momento oportuno, en el lugar adecuado, en la situación imprescindible, Messi le dio la victoria al Barza en una noche de locos. En un partido enorme. En una guerra magnífica.

El Barcelona ya sabe ganar en el nuevo estadio del Atlético de Madrid y lo hizo en un momento trascendental de la temporada, descabalgando a los de Simeone a principios de diciembre y dándole a entender al Real Madrid, cuyo liderato fue efímero, que por algo es el campeón.

Sin brillar más de la cuenta ni unos ni otros, se disfrutó de un partido soberbio bajo la lluvia. Y ahí un Barza de hierro mostró el músculo que le reclamaba Valverde. Salvado de entrada por un majestuoso Ter Stegen, encontró el gol en el momento oportuno. Y ganó por insistencia, dureza y solvencia.

Apareció desbocado el Atlético bajo el diluvio, encerrando a un Barza impotente y asolado, al que salvó el poste de un autogol de Junior Firpo a los seis minutos y Ter Stegen, a los 19, tras un remate fácil de Mario Hermoso. En veinte minutos el equipo colchonero había rematado hasta en cinco ocasiones en la meta, mientras a los de Valverde les costó 26 encontrar a Oblak, en un disparo inocente de Rakitic que, al menos, comenzó a cambiar el guión del juego.

Gran dominio

Comenzó a posicionarse mejor el campeón, a controlar el partido con una teórica pero falsa parsimonia, penalizado por la irregular prestancia de Messi y la discreta de Griezmann, pero apoyado en el buen desempeño de Arthur en la conducción, bien apoyado por De Jong y Rakitic, sustituto de Busquets en el mediocentro y que le fue dando el control al Barza, obligando a replegarse a un rival que se acostumbró a jugar más a la contra y reservándose la presión alta para mejores momentos.

La estrategia

Antes Valverde ya había metido mano al equipo, dando entrada a Arturo Vidal en lugar de Arthur para perder seriedad la salida de balón y ganar vértigo... Aunque no daba la impresión que nadie fuera capaz de romper la igualdad.

Hasta que llegó Messi. Impreciso en ocasiones e irregular durante 85 minutos, el argentino se fue en diagonal, combinó con su amigo Suárez que le devolvió de primera y sin pensar nada soltó un fuerte disparo. 0-1 y tres puntos de oro para el campeón.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios