PABLO JARAMILLO FLORES

La disciplina será su legado

Como comandante del Pentathlón Militarizado, forjó generaciones de atletas que han puesto el nombre del estado en alto 
sábado, 15 de febrero de 2020 · 00:00

El sueño de Pablo Jaramillo Flores siempre fue convertirse en profesor de Educación Física y llegar a ser entrenador, posición desde la cual podría ayudar a que los jóvenes sobresalieran y tuvieran las oportunidades que él no obtuvo. Su sueño se cumplió y su trayectoria  le ha dado muchas satisfacciones, tanto en deportes de conjunto como individuales.
A los 16 años decidió viajar a Saltillo para estudiar la preparatoria y luego entrar a la Escuela Normal de Educación Física, fungió como entrenador de esta materia en el Cenju, donde logró que la lanzadora de jabalina, Deyanira Martínez obtuviera excelentes resultados.
En 1993 ingresó como entrenador al Instituto Cumbres, para posteriormente pertenecer al Colegio Americano de Saltillo, en donde gracias a su trabajo logró que destacara Carlos Arredondo en la disciplina de heptatlón y la escuela obtuvo un total de 200 medallas en atletismo.
En el año 1999 fue coordinador de Ligas Pequeñas de Atletismo en el estado, que lograron asistir a 3 eventos internacionales; quien destacó en pista en los 100 y 200 metros fue Julián Tamez; de 1989 al 2002 fungió como entrenador de atletismo en el Inedec, donde impartió su conocimiento a los integrantes de la selección juvenil de Coahuila, así también coordinando el YTOA por tres años, participó en dos mundiales en Carolina del Norte, donde Guilbert Villarreal destacó en lanzamiento de bala del estado, mientras que Julián Tamez fue el mejor velocista en la Olimpiada Nacional.
“Siempre he buscado que los jóvenes participen en las diferentes actividades deportivas dentro de su trayectoria”, menciona Jaramillo.
SU PASO POR  LAS     INSTITUCIONES DEPORTIVAS
En 2005 tuvo la oportunidad de coordinar el área deportiva de la fundación de Rafa Márquez, que se encontraba en la colonia La Minita, en donde contaban con 100 niños a los cuales en el mismo año se les dio la oportunidad de conocer al jugador y convivir con él en una palapa ubicada sobre la carretera a Arteaga. “Los jóvenes muy emocionados convivieron con Rafa, tuvieron diferentes actividades y eso fue uno de los momentos más emocionantes para ellos, para luego darles la oportunidad de ir a un encuentro en Monterrey en juego amistoso entre el Barcelona y Tigres, en el Volcán”, menciona.
Jaramillo Flores fue coordinador del Icojuve en el área de deportes, donde ayudó a rescatar a los jóvenes de la drogadicción y el alcoholismo; dos de ellos representaron al estado en Brasil, al igual que un equipo femenil que viajó a un evento de atletismo en París, Francia.

33 AÑOS DE VIDA MILITARIZADA
Desde los 18 años la vida militarizada llamó su atención, ya que él quería ser piloto aviador, pero no pudo concretar este sueño. Llegó a Saltillo en 1987 y fue parte de la banda de guerra de la ENEF, donde realizó sus estudios; también formó parte del Pentathlón, donde comenzó como un elemento más junto a 400 jóvenes que tenían el mismo gusto y que pertenecían a bandas de guerra de otros planteles educativos. Con el paso del tiempo, luego de que el Pentathlón quedara en el olvido, Jaramillo volvió a integrar la subzona con tres elementos, donde hasta la fecha se dedica a forjar el carácter de las nuevas generaciones en el deporte para que tengan una mejor forma de vida.
Durante seis años consecutivos los integrantes del Pentathlón han sido campeones en las convenciones nacionales que se realizan cada año, logrando primeros lugares nacionales tanto femeniles como varoniles, por lo que sigue trabajando con los jóvenes para continuar representando a Coahuila.
Actualmente imparte clases en diferentes escuelas y pertenece al Pentathlón como comandante de la Subzona Saltillo: “Deseo seguir trabajando y apoyando a los jóvenes que se interesen en cualquier disciplina deportiva”, señala por último Jaramillo.

Conócelo...
Pablo Jaramillo Flores
Edad: 52 años
Lugar: Sabinas, Coahuila.
Fecha: 20 de julio de 1967
Padres: Pablo Jaramillo Mendoza (+) y Socorro Flores Silva (+).
 

Galería de fotos

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios