NEGOCIO CON SAZÓN

‘Nunca es tarde para emprender’

Ama de casa de 51 años de edad, finalmente cumple su sueño de hacer un negocio con el que asegura triunfará
lunes, 10 de septiembre de 2018 · 01:07
Martina Jaramillo González tiene 51 años y desde más joven quiso tener su propio negocio basado en la sazón que poseen sus manos, pero la crianza de cinco hijos en su momento le impidió realizar su anhelo. Hoy que sus hijos tienen su vida hecha decidió abrir su negocio en sociedad con su hija Ruth Imelda Rocha.
Ella es originaria de San Luis Potosí, pero ya tiene 35 años de vivir en Saltillo y recuerda que cuando sus hijos eran pequeños siempre tuvo la inquietud y necesidad de tener un ingreso extra, pero por una cosa u otra se dificultaba emprender un negocio.
Aunque siempre tuvo en su mente poseer un negocio de comida, ya que todo él que la conocía decía que tenía una muy buena sazón y en ocasiones cocinaba a sus cuñadas para sus eventos y todos quedaban encantados, pero nunca tuve el apoyo que necesitaba para darse a conocer más.
"En una ocasión mi hija checando presupuestos para un evento de ella decidió decirme a mí, ya que todo lo que probó no le pareció de su agrado, así que pensó en mí, y yo encantada le dije que sí. En el evento todos preguntaron que quién había preparado el banquete porque estaba muy rico y querían el contacto para futuros eventos”.
Innovación 
A partir de ese momento surgió la idea de abrir una página de comidas para eventos, la cual se llama Las Cazuelas de Mamá, con su hija como socia.


Ingresó al mundo de las redes sociales para que más gente la conociera.
"Los que me pidieron el contacto tuvieran donde checar mis comidas, presupuestos o cualquier duda sobre mi manera de trabajar. A la fecha ya llevo cinco eventos exitosamente gracias a mi página: Las Cazuelas de Mamá”.
Martina es la cocinera de Las Cazuelas de Mamá, su hija la administradora y en cada evento contratan una conocida suya para el apoyo en el servicio de banquetes que pueden proporcionar.
Sus hijos son muy exigentes en lo que les da de comer su mamá y Martina piensa que ese rigor que aplican sus descendientes la probar sus guisowws, la hizo crecer en la preparación de los alimentos.
Ella a sus 51 años continúa buscando darse a conocer y llegar a más personas y por ello busca posibilidades, y en eso encontró una gran oportunidad, que no dejó pasar y fue Mercadillo Saltillo, ya quew con ese evento piensa que se le abrirán más puertas, así que estuvo presente para darse a conocer como una mujer exitosa y emprendedora.

 

 


Por Javier Medina Pastén


 

Comentarios