Camila Cabello no es la misma

martes, 25 de septiembre de 2018 · 10:39
CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 25 (EL UNIVERSAL).- Su vida ya no es la misma, pero su esencia sí: Camila Cabello conserva sus raíces latinas y su amor por México, país donde vivió y al que le cantó como solista por primera vez anoche en el Palacio de los Deportes.
La ex integrante de Fifth Harmony recordó y habló de su infancia, los mariachis y hasta los elotes que disfrutaba cuando vivió en este país. 
Un par de ojos enormes proyectados en la pantalla a espaldas de cuatro músicos fueron el preámbulo de una noche colmada de energías. Puntual a su cita con sus fans, la artista cubano-estadounidense apareció en el escenario a las 20:30 horas en medio de una cortina de humo con su tema "Never be the same", nombre que lleva también su gira. 
"¡Hola mi México, bienvenidos al Never be the same Tour!", diría a un público compuesto en su mayoría por adolescentes y algunos padres quevieron la euforia desatada de sus hijos. Ataviada con un saco negro que hacía juego con una falda y una camisa blanca, no dudó en mostrar sus movimientos más sensuales. 
"¡Éste es mi primer concierto en México lindo y querido! ¡Viva México, cabrones! Esperé tanto tiempo para este momento", gritó antes de interpretar "Inside out", mensaje que le fue recibido con gritos y aplausos.
De acuerdo con los organizadores, 11 mil 300 fans fueron testigos de su primer concierto en México, en donde dio muestra de su energía, carisma y calidad interpretativa. Al cantar "Can’t help falling", la artista estuvo acompañada de cuatro bailarines sin camisa, quienes provocaron suspiros de algunas mujeres. 
Antes de cantar "Consequences", la artista habló nuevamente al público mexicano para pedirles su ayuda y recibir al primer invitado de la noche. "Como hoy es una noche especial, quería invitar a un gran amigo mío, es una voz espectacular, un talento increíble", diría antes de fundirse en un abrazo con Noel Schajris. 
Con el cantautor, Cabello también interpretó con perfecto español el tema de él, "Entra en mi vida". Camila dedicaría unos minutos para expresar su amor por el país y recordar momentos al lado de su familia. 
"Como ustedes saben, soy de sangre mexicana, esta noche tengo a mi papá aquí que para mí es el rey de México; tengo a nuestros amigos, a nuestra familia y muchos buenos recuerdos en México", dijo, para después cantar "All these years".
Siguió con "Somethings gotta give", al tiempo que fueron proyectadas imágenes de marchas históricas, de estudiantes y del movimiento "Black lives matter". Continuó con "Scar tissue" y tras un "¿Cómo estamos México? ¡A huevo!", interpretó "In the dark"; luego dio paso en el escenario a sus otros amigos: Jesse & Joy, con quienes cantó "Corre", del dueto mexicano.
La noche se extendió con "Real Friends", "Know better" e "Into it", donde tomó una bandera de la comunidad LGTB. Camila regresó al escenario para despedirse con "Sangría" y "Havana", con un moño tricolor en el pecho para agradecer al país. 
"México, esta ha sido una noche inolvidable, los amo mucho. ¡Viva México cabrones!", gritó con emoción. 

Comentarios