Lo confunden con un ‘rellenaasientos’

El cantante, que acudía nominado a Mejor Canción del Año, tuvo que explicarle a un miembro de la organización que no era una de las personas anónimas que el evento contrata para hacer bulto entre el público
lunes, 27 de enero de 2020 · 18:32

Los espectadores que siguen por televisión las entregas de premios como los Grammy que se celebraron este domingo o la próxima ceremonia de los Óscar siempre ven un patio de butacas completamente lleno que da la impresión de que debe de resultar imposible conseguir entradas para esos eventos.

Sin embargo, no todos los asistentes son celebridades o amigos y familiares de los nominados. En realidad, existe una figura conocida como los 'seat fillers' que sería el equivalente a los extras de cine, ya que su función es permanecer en un discreto segundo plano para hacer bulto y, como mucho, ocupar el asiento de los invitados famosos mientras van al baño o se preparan para presentar alguno de los premios de la velada.

La pesadilla de cualquier artista de renombre que acuda a uno de esos saraos es que alguien le confunda con uno de los 'rellena asientos', porque vendría a ser una manera poco sutil de recordarle que no es tan conocido como podría pensar. Y eso es justo lo que le sucedió este fin de semana al cantante Lewis Capaldi en los Grammy.

Para más inri, él acudía nominado a Mejor Canción del Año por su tema 'Someone You Loved' y, aunque en ningún momento se imaginó que ganaría en esa categoría en la que acabó imponiéndose la jovencísima Billie Eilish, probablemente tampoco se esperaba que alguien le tomara por un miembro anónimo del público.

"Una señora se me ha acercado en los Grammy y se ha ofrecido a ocupar mi sitio porque pensó que era una de esas personas que se sientan en las sillas que quedan vacías para que no se vean huecos entre el público cuando alguien se levanta para ir al baño", ha desvelado en Twitter, acompañando su mensaje de varias caritas sonrientes para dejar claro que se había tomado esa confusión con sentido del humor.

Si le sirve de consuelo, el año pasado la cantante Kelly Clarkson vivió exactamente esa misma situación en la gala de los AMC Awards y, en su caso, le pidieron además con bastante brusquedad que cediera su lugar a una estrella de verdad. "Me han alegrado la noche porque me lo dijeron totalmente en serio, y tuve que negarme de la manera más educada posible", aclaró ella en Twitter.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios