Criterio Fiscal

Primeras propuestas fiscales… primeros errores

JORGE AYAX CABELLO HERNÁNDEZ
lunes, 10 de septiembre de 2018 · 01:19
En este espacio habíamos advertido sobre las nuevas propuestas fiscales que impulsará el nuevo gobierno federal a partir del 1 de diciembre de 2018, en relación con la reducción de tasas impositivas en la frontera norte, asimismo, se analizó que de entrar en vigor dichas modificaciones fiscales, habría la necesidad de establecer reglas claras para evitar una simulación de operaciones.
Pues bien, en estos días ya se están presentando diversas iniciativas en la Cámara de Diputados, enfocadas precisamente en la reducción de tasas, tanto en el Impuesto Sobre la Renta (ISR) como en el Impuesto al Valor Agregado (IVA). Sin embargo, vemos con desaliento que no se ha cuidado el tema de una normatividad clara que evite abusos por parte de los contribuyentes, veamos:
En materia del ISR, el diputado Armando Reyes Ledesma, del PT, propone:
Primero. Se reforma el artículo 1 fracción I de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, para quedar como sigue:
Artículo 1. Las personas físicas y las morales están obligadas al pago del Impuesto Sobre la Renta en los siguientes casos:
I. Las residentes en México, respecto de todos sus ingresos, cualquiera que sea la ubicación de la fuente de riqueza de donde procedan, y en el caso de la región fronteriza del norte de México, señalada en el artículo 2o. de la Ley del Impuesto al Valor Agregado, estarán obligadas al pago del Impuesto Sobre la Renta del 20 por ciento.
De esta redacción se extrae que los residentes en la región fronteriza del norte de México, tendrían una tasa preferencial del 20% de ISR, en lugar de la tasa general del 30%. De autorizarse en estos términos, tendríamos un hueco fiscal para determinar quién sería considerado como "residente en la región fronteriza norte”, si sólo los que tienen su domicilio fiscal ahí o si los que tienen el principal asiento de sus negocios en esa región, o quien tenga aunque sea una sucursal.
Esto es importante que se norme adecuadamente, puesto que de no ser así, podríamos tener que una fábrica de productos ubicada en Mérida, Yucatán, con el solo hecho de tener su domicilio fiscal o una sucursal en Piedras Negras, Coahuila, pudiera tener acceso a esa reducción de ISR. Aquí hay elementos fiscales que considerar, como el hecho de que el Artículo 9 del Código Fiscal de la Federación prevé lo que debe considerarse como un domicilio fiscal, lo cual pudiera cumplimentarse fácilmente.
Misma circunstancia se advierte en el caso del IVA, pues tanto la iniciativa del diputado Reyes Ledesma como otra presentada por el diputado Javier Julián Castañeda, del PES, señalan la tasa del 8% cuando los actos o actividades "se realicen por residentes en la región fronteriza, y siempre que la entrega material de los bienes o la prestación de servicios se lleve a cabo en la citada región fronteriza”.
En el caso del IVA, cuando menos existe alguna condición respecto a la entrega material, que habría que ver cómo se comprueba, como de la prestación del servicio, que es un intangible, que se realicen en la región fronteriza.
Sin embargo, en ambos casos advertimos una normatividad laxa en cuanto a las limitantes que deben de existir para lograr lo que se propone en cuanto al fortalecimiento económico de dicha región.
Esperemos que éste y otros temas fiscales sean discutidos ampliamente por los nuevos legisladores, a fin de no abrir "hoyos fiscales”, donde ahora no los hay.

jayax@saltilloasesores.com.mx

Comentarios