OPINIÓN

¿En qué país ha funcionado?

Guillermo Robles Ramírez
martes, 25 de septiembre de 2018 · 00:00
De acuerdo con los expertos de la Comisión Global de Política de Drogas, consideraron en su informe de 2018 Regulación, que la legalización de las drogas, es la mejor vía para evitar que algunas entidades federativas lleguen a convertirse en narcoestados.
Estiman que los grupos del crimen organizado de otras naciones han tenido una ganancia aproximada de 320 mil millones de dólares anuales, otro motivo más para quitarles el negocio es regularizar la producción y distribución de las drogas.
Este tema desde el año 2011 fue agarrando mayor fuerza en el país, cuando surgió la iniciativa para despenalizar el uso de la mariguana, es decir, comercialización y consumo de la misma.
Esto significaba en pocas palabras la autorización de siembra, cultivo, cosecha, elaboración, preparación, acondicionamiento, adquisición, comercialización, posesión, transporte y consumo de mariguana.
Su principal motivación o justificación para la despenalización de esta hierba somnolienta, era para combatir al narcomenudeo.
Pero no solamente desbaratar la producción y venta ilícita, sino también para reducir la violencia que existe en nuestro país. Está comprobado que la prohibición de drogas es la causa de la violencia, porque lleva al mercado de las drogas a la clandestinidad existiendo compradores y vendedores.
El comportamiento de estas ventas clandestinas o ilícitas es igual a las que hay en todo mercado, es decir, también crea competencia sin importar el giro del comercio, pero a diferencia que por su misma naturaleza ilegal no se pueden resolver por medio de una demanda, arbitraje o cualquier tipo de publicidad, por lo que tienden a recurrir a la violencia.
A pesar de existir justificación suficiente sobre el porqué se debería de legalizar las drogas y, aunque todavía este año la Comisión Global de Política de Drogas sigue convencida sobre su regularización.
En diciembre de 2016 se dio en el país un paso sin marcha atrás a la legalización de la mariguana medicinal, al aprobarse en el Senado por 98 votos a favor y 7 en contra.
Aunque en ese año todavía había esperanza para quienes estaban en contra, porque faltaba que pasara por la aprobación o rechazo en el Congreso, en donde este proyecto tendría su uso con fines médicos y científicos.
En abril de 2017 estuvo más cerca la legalización de la mariguana, porque la Cámara de Diputados había aprobado la reforma a la Ley General de Salud y al Código Penal Federal para la despenalización del uso medicinal o terapéutico del cannabis.
Con esto el Congreso ya había dado el banderazo para el uso de esta hierba con 301 votos a favor, para permitir el uso de derivados del cannabis, así como su cultivo en el país, previamente avalado en el Senado.
En la práctica los amantes de esta hierba somnolienta, pueden consumirla, porque no es un delito, así como portar solamente cinco gramos, es decir, si alguna autoridad te detiene con mariguana; y demuestras que es para consumo personal, estará la autoridad obligada a liberarte.
En realidad, desde mi punto de vista no sé si es un gran paso o un retroceso, aunque tampoco se ha comprobado en ningún país, el bajo índice del narcomenudeo por la venta de esta hierba.
Lo que sí es una realidad es que esto representa aún más un peligro por estar bajo los efectos de la mariguana, en combinación con otro tipo de droga, alcohol o ambas.
Tan sólo el consumo de la mariguana y algunos de sus efectos relacionados con el mismo es la falta de concentración, sensación eufórica, desinhibición, disminución de la coordinación y hasta puede provocar alucinaciones.
Alguien con estos síntomas saliendo de algún centro nocturno también conocido como antros; o de algún salón de fiesta de bodas, que para efectos prácticos resulta lo mismo, en ambas partes se ingiere alcohol; partiendo de aquí, el incremento de accidentes automovilísticos será inevitable por la mezcla de alucinógenos con bebidas alcohólicas.
Un tema que ha quedado inconcluso, ya que para su comercialización no se ha definido cuántas hectáreas están permitidas para su siembra, tampoco un costo en la logística para la planeación, vigilancia y regulación de la misma, así como quién va a hacer esas funciones, es decir, si le va a corresponder a las autoridades federales, estatales o locales.
Cuáles van a ser las limitaciones que va a tener el Ejército mexicano en la incautación de la hierba, ya que esto también les da un derecho a aquellos que se han dedicado a traficar ilícitamente con esta droga durante muchos años.
Desde su última modificación sobre la legalización parcial de esta droga en especial, no ha arrojado todavía resultados positivos en violencia entre grupos criminales, así como tampoco bajos índices de consumo, sino todo lo contrario. ¿En qué país ha funcionado la regularización de drogas que sirva como ejemplo?  

Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013
Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018
 www.intersip.org

Comentarios