MI COLUMNA

Las dudas de ‘Temo’

Carlos Robles Nava
viernes, 11 de enero de 2019 · 00:27
De centralista y contradictorio calificó el avezado político michoacano, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, al presidente  Andrés Manuel López Obrador, observando que lo primero que sorprende es la enorme y desinhibida capacidad de adaptación de los poderes fácticos a las nuevas circunstancias.
En un documento calificado por la prensa como "ácido” con el título de "El nuevo gobierno y lo que sigue”, encendió las luces rojas como alerta por los "excesos centralistas” en el nuevo gobierno que inició el primero de diciembre y que encabeza López Obrador.
Además recalca el documento hecho público por Cárdenas Solórzano, que lo primero que sorprende es la respuesta magnánima de quien ganó y está dispuesto a olvidar todas las diferencias en aras de la convivencia pacífica.
Indica que la cuarta transformación anunciada en campaña en su momento por el presidente electo, inicia con señales contradictorias y entre los excesos centralistas hace alusión a la creación de delegaciones federales únicas, rechazando además que a López Obrador y Morena, se les pueda caracterizar como representantes de la ‘‘izquierda mexicana”.
"No parece posible que se inicie un proceso de desmontaje de la hegemonía neoliberal”, sino más bien de "una etapa de adecuación del modelo”, se menciona en otro párrafo del mencionado documento.
Es la primera ocasión, al menos que se haya hecho pública, una crítica tan fuerte a López Obrador, como la de Cárdenas Solórzano, al menos por un político reconocido y que se caracteriza por la influencia que diversos sectores poblacionales motivan sus señalamientos.
No deja de extrañar también el ácido cuestionamiento de Cárdenas Solórzano a López Obrador, en particular por los excesos centralistas en los anuncios de AMLO.
Es la primera ocasión, al menos en los medios de comunicación, que se externen públicamente señalamientos y cuestionamientos serios a un gobierno federal y concretamente a un presidente que ya tiene las riendas del país, ya que todo se había ido por el camino de "miel en las hojuelas”.
Igual, por primera vez, un primer mandatario electo hizo tantos anuncios meses antes de tomar posesión, aunque no faltan las contradicciones en algunos temas, sin desconocer que la votación en favor de López Obrador fue arrasadora.
Con el tiempo, es decir, en el nuevo gobierno federal nos daremos cuenta si lo prometido se cumplirá, además de que ante los adelantos dados en infinidad de acciones, en opinión de analistas políticos se estima que se pueden revertir las simpatías, ya que infinidad de compromisos anunciados tendrán que esperar los primeros tres años para ponerlos en práctica.
Por lo pronto, hay que tener paciencia y observar los primeros pasos de un nuevo gobierno que ha despertado tantas expectativas. 

www.intersip.org

 

Comentarios