OPINIÓN

¿Castigo divino o del hombre?

Guillermo Robles Ramírez
martes, 23 de abril de 2019 · 00:00
Aunque todavía no es retorno a clases para la mayor parte de la población estudiantil de educación básica y media, los universitarios iniciaron este lunes en una gran parte del país.
Eso significa que para el resto de la población sucedió lo mismo porque las carreteras federales de México, así como aquellas de cuota o autopista de paga, se vieron saturadas para incorporarse al menos la parte laboral.
Y aunque éstos últimos no es que sean días de asueto obligatorio; ahora sí que aplicaron pedir perdón antes que pedir permiso.
De manera general, es decir, lo que corresponde a toda la república mexicana sí se registraron bastantes accidentes de viajeros. Esto hace reflexionar a quienes han llevado y han tomado la elección por convicción de tratar de llevar lo que es el respeto de la llamada Semana Santa; es decir, no se trata de ningún sinónimo vacacional.
Habrá quienes escogieron respetar la Semana Mayor como días de reflexionar, y ahora han visto en noticias un incremento conforme pasan los años de accidentes tanto en carreteras, autopistas y balnearios turísticos, ya sean naturales como ríos o artificiales como albercas o piscinas.
Los creyentes, es decir, los feligreses de la Iglesia pueden considerarlo como el precio del pecado, aunque no viene en ningún mandamiento de la iglesia católica o cristiana, pero al menos un castigo divino por su falta de respeto.
Algunos otros escépticos podrán justificarlo, que gracias a la publicidad y mercadotecnia han hecho bien su labor de comercializar estos días santos para ser explotados al máximo, para crear derrama económica a través del turismo y consumo restaurantero.
Muy independiente de cualquiera de ambas situaciones, podemos hablar en la entidad federativa de Coahuila de Zaragoza, que se pusieron las pilas las autoridades de las 38 cabeceras municipales, al igual que las de Gobierno del Estado.
Las últimas en el cuidado de las carreteras para blindarlas de asaltos, o robos, así como el aéreo, para estar supervisando las zonas boscosas de nuestras sierras vía aérea.
Casualidad o no, pero todo hace indicar que, motivados por el municipio de Saltillo en su primer lugar a nivel nacional como la localidad más segura de México, ahora el resto de los municipios coahuilenses estuvieron muy al pendiente de lo que sucedía en su territorio municipal.
Sólo por mencionar al alcalde de Arteaga, Coahuila, Everardo Durán Flores; durante este periodo vacacional de Semana Santa o Semana Mayor se registró por primera vez en la historia la detención de diez jóvenes en la zona boscosa del mismo municipio por hacer caso omiso, al siempre llamado y por administraciones pasadas, a no encender fogatas por decreto de veda que prohíbe esta actividad.
Dos puntos sobre este hecho histórico, es que por primera vez se aplica la ley al iniciar la temporada vacacional de Semana Santa y la otra es lo inverosímil, hablando comparativamente de administraciones pasadas, porque a estos sujetos se les aplicó una sanción económica de 25 mil pesos de multa en conjunto por tratarse de personas de escasos recursos; motivo de tal indulgencia, pero a final del día hubo un castigo monetario, y seguramente queda claro el mensaje para quienes de manera irresponsable no cumplen con la veda boscosa de Coahuila.
Ahora sí que no se puede decir que en Arteaga no pasa nada. Ustedes le pueden llamar castigo divino o bien, castigo del ser humano, en donde todos están motivados para pelear ese primer lugar que tiene Saltillo con respecto a la percepción de seguridad en su localidad. Usted crea lo que quiera, pero al final el beneficio es para la comunidad local. 

Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013 Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018 
www.intersip.org

Comentarios