Comentarios

Novedades de la 4T y chivos expiatorios

FERNANDO HINTERHOLZER DIESTEL
martes, 21 de enero de 2020 · 01:02

Ya encarrerados en este 2020, y nos parezca o lo repudiemos, es prácticamente innegable evitar hacer conjeturas sobre las políticas públicas y decisiones administrativas que ha tomado el presidente López Obrador, y las graves consecuencias que tendrá para nuestro país en materia económica, que sostienen la gobernanza de la nación.

La formación política-ideológica del primer mandatario ocurre durante los gobiernos de Echeverría y López Portillo 1970-1982, y esto lo conllevó a tener una visión del desarrollo que hoy en día ya no funciona y que tampoco funcionó durante esos dos sexenios.

La dinosáurica visión de regresar al pasado con políticas públicas obsoletas nos llevan de regreso a los monopolios estatales que hicieron ineficientes y causaron la quiebra técnica de la CFE y Pemex.

Evidentemente, todo esto tendrá las mismas consecuencias que la cancelación del aeropuerto, cancelación de la reforma energética: una total desconfianza de los inversionistas privados, lo que consolidará el actual estancamiento económica durante este año.

La política económica de la 4T se ha convertido en una pura y vulgar propaganda, para el Sr. presidente se ha vuelto estratégico reiterar en su discurso “mañanero” que todo lo que “hicieron los gobiernos anteriores y neoliberales está mal y es corrupto”, aunque los resultados que se han obtenido y se obtendrán en el futuro, sean decepcionantes y los retrocesos evidentes, pues AMLO busca darle legitimidad social a la restauración del sistema “hiperpresidencialista” con partido hegemónico subordinado al líder mesiánico y providencial que está a cargo de él mismo.

Esta semana que terminó tuvimos los mexicanos nuevamente la oportunidad de comprobar las erráticas decisiones tomadas por el gobierno de la 4T con el regreso del avión presidencial que le costó al país la friolera de 30 millones de pesos, tenerlo en EU según para venderlo. Pero lo que no se sabía hasta hace unos días era que el avión nunca estuvo en venta, y que ningún comprador se acercó a pedir informes por la aeronave, ya que ésta le pertenece a la compañía fabricante de aviones Boeing, quien se lo arrienda a nuestro país a través de un fideicomiso de Banobras.

Los cálculos le fallaron terriblemente a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y ahora salieron con la graciosa ocurrencia que lo quieren rifar, de a 500 pesos el boleto, y ni así va a salir el dichoso aeroplano Boeing TP01, que cuando aterrice en suelo mexicano será guardado en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Seguramente hubiera sido más barato y seguro haberlo tenido en operación en el país y utilizado por el Sr. presidente en sus giras cotidianas al interior de México, porque él no sale al extranjero, vaya a usted a saber por qué.

Y en el tema de la salud, donde ya hemos comentado en anteriores colaboraciones, esto se ha convertido en un pasivo para la 4T. El caótico arranque del famoso Insabi pega donde más duele, en la población más vulnerable, si bien es claro que los errores tienen que ver con “la falta de las nuevas reglas de operación, la carencia de información, el cruce de órdenes y la falta de lineamientos es notoria en los hospitales federales y estatales, que no saben qué hacer y cómo hacerlo”.

Los problemas que afronta el naciente Instituto de Salud para el Bienestar no están causados por el boicot de oscuros grupos de poder, ni tampoco faltan medicinas, porque las empresas no se las quieren surtir al gobierno, como lo señaló el gobierno de la 4T.

El errático arranque del Insabi ya lo puso de manifiesto Carlos Urzúa, ex titular de la SHCP en una colaboración en un medio nacional: donde escribió “el diseño del Insabi carece del debido sustento normativo, financiero y operativo, lo que puede condenarlo a convertirse en una riesgosa quimera”, y señaló claramente “la falta de un esquema de financiamiento, operación, afiliación, contratación de personal, compra de medicamentos, falta de certidumbre en cuanto a sus aportaciones y de reglas claras de operación”. No se trata de ningún boicot.

La desigualdad es el principal enemigo de la democracia. Además de regalar dinero a los pobres, es urgente que el gobierno de la 4T emprenda acciones conjuntas y solidarias para acortar la brecha de ingreso de la población, mejore el acceso a la salud, la educación y la vivienda durante el 2020.

Una verdadera democracia pasa por promover el acceso igualitario a bienes, servicios y justicia. Ante un escenario de desigualdad que parece será más sombrío, hay que poner énfasis también en un mejor ejercicio del gobierno, ya que lo demostrado hasta ahora son puras ocurrencias y mamarracherías.

ES CUÁNTO!

ADENDDUM: curiosas conclusiones de la Fiscalía General de Coahuila en el caso de la tragedia en la escuela de Torreón hace unos días, ahora resulta que el abuelo del menor responsable de la balacera, es inculpado de asesinato por omisión, y la oficina de Santiago Nieto —UIF— ya le encontró a esta persona movimientos inusuales de dinero, no sé si son genios, les gustan las ocurrencias y los chismes mediáticos, o buscan chivos expiatorios. Pero no sé qué haya hecho la FGE en el caso del asesinato de mi amiga Alejandrina Martínez, ocurrido hace ya casi 10 años. Es pregunta.

Valorar noticia

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios