Aquí, Laguna

OLGA QUIRARTE RAMÍREZ
lunes, 16 de marzo de 2020 · 00:14

¡Dios nos agarre confesados! y bajo el amparo de la Virgen de Guadalupe toda vez que sin cura, ni vacuna que valga, amén de conocimiento insuficiente aún de la evolución completa del tránsito de esta célula que infesta al mundo, el coronavirus llegó para dispersarse en México, al igual que en el resto de los países ya tocados por este virus, que ha generado según términos médicos, una pandemia de pronóstico reservado y que mete ruido y miedo, con todo y las medidas de precaución y prevención dictadas o decretadas según se vea por las autoridades de Salubridad, que hay que decirlo, se encuentra sin cabeza visible del responsable oficial de la conducción de la Secretaría de Salud Federal sin explicación alguna de por medio, y en donde lo suple su segundo, el doctor  Hugo López-Gatell. Por lo pronto y si esperar anuencia  alguna, el ITESM daba a conocer, mediante comunicado, la suspensión de sus actividades y la suplencia de sus clases presenciales, por clases en línea, seguida luego por otras instituciones privadas, de educación superior que siguieron tal ejemplo sin esperar que el titular de la Secretaría de Educación, Esteban Barragán Moctezuma, saliera por televisión a dar a conocer la decisión de anticipar vacaciones de la Semana Mayor y extender hacia atrás y hacia adelante en la línea del tiempo, tal período, que abarcará del 20 de marzo al 20 de abril, en tanto las universidades públicas  que forman parte de la ANUIES –entre las que se encuentra la Universidad Autónoma de Coahuila– el   próximo martes 17 habrán de decidir lo propio, y una vez que el sistema Politécnico, ya anunció la suspensión correspondiente, amén de los anuncios que desde diversos foros se emiten en torno a suspensión o cancelación de eventos deportivos, espectáculos culturales o artísticas que tengan más de 5,000 potenciales asistentes y no tarda que también en el ámbito religioso se cancele las procesiones y concentraciones de fieles con este mismo motivo, al que le siguen cancelaciones de reservaciones de vuelos, de transportes terrestres, hoteles, etc, que generarán el segundo y duro impacto de esta virtual paralización de actividades, que toca a la economía interna en su conjunto, ya de por sí golpeada en nuestro país, y eso, sin estimar el magno impacto que el desplome del precio internacional del petróleo le hace ya un boquete a las finanzas públicas federales... Coronavirus y desplome petrolero mundial, no son, para nada, cosa de conservadores, o de complot’s, es la realidad que se impone en este tiempo al mundo y a los que en él estamos, el reto de los gobernantes es altísimo, esperando pues que estén a la altura del mismo, en ello se nos va, ya no solo patrimonios, sino también la vida, de ahí que la solidaridad, y la confianza sean indispensables, cada quien haciendo lo suyo para poder superar las adversidades que al parecer se nos han venido encima… En Coahuila, donde al parecer se ha registrado un segundo caso en la ciudad capital, se confía en que la acción del doctor Gómez Bernal y su equipo  se conduzca con la rapidez y eficacia que registró con el caso en Torreón, y como el Covid 19 con todo y la fe que depositemos, resulta que las experiencias recientes nos dice que la población abierta, esa que tenía Seguro Popular hoy extinto, y en tránsito para otra versión aun inacabada por parte del INSABI tendrá oportunidad de ingresar y recibir tratamiento de manera expedita, y sobre todo, gratuito de contraer tal infestación si hay medicamentos suficientes para los tratamientos que se aplican y no solo medidas preventivas elementales a cargo de toda la población hasta ahora..Epidemias, pandemias ha registrado la humanidad a lo largo de su camino, mismas que se vieran, según lugar y tiempo como castigos divinos, y que ahora conocemos son en la mayoría de las veces, parte del ciclo de la vida entre elementos de los que tenemos aun inacabado conocimiento, como lo fue allá por la Edad Media, la peste negra, más adelante, la gripe española, en la primera década del siglo XX, situaciones que en la  historia o en la imaginación quedaron plasmadas en obras de la literatura inolvidables, y que sería recomendable volver a leer, para conocer como las enfrentaron esas generaciones en su momento, de ahí que hoy, podríamos volver hacia Bocaccio, el que en su Decamerón colocó como telón de fondo  una pandemia y recreó un mundo de costumbres y la visión de la generación de la que formó parte, de la muerte… O un poco mas modernos, por qué no volver de nueva cuenta a las hojas que contienen ‘El Amor en Tiempos del Cólera’ del enrome latinoanericano Gabriel García Márquez… También diremos que el Covid-19 parece haber apagado la Primavera que despertó la fuerza femenina apenas el pasado fin de semana, sus expresiones e impactos quedaron mas que atenuados… Y en tanto la real politik sigue su curso y ya vemos en Morena, o bajo sus siglas, le sigue apareciendo cascajo entre sus filas de colados que pretenden ubicarse bajo tales siglas para competir por alguna de las postulaciones de las diputaciones locales en juego, de ahí que un día sí y el otro también surjan nombres y más nombres de  ex militantes de otras agrupaciones políticas en la que vivieron a lo largo de su vida pública sin rubor, sin pena alguna, y en cuya abultada lista no solo se  forman los emigrados del PRI, como es el caso de   Leonel Chaul, o Carlos Román Cepeda, o bien Mario Lozoya, sino compiten el ex panista Miguel Batarse, cilindreado por el Niño Azul, –que hace circular video  haciendo recomendaciones ¡contra el coronavirus! en el más puro oportunismo… En tanto y ya que el Congreso del Estado, resolvió que será Héctor Estrada quien supla en su vacante al licenciado José Antonio Jardón, reconvertido hoy de nueva cuenta en funcionario estatal.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
100%
Indiferencia

Comentarios