Índice - Por Eduardo J. De La Peña

viernes, 22 de mayo de 2020 · 00:25

Un punto importante llevó a la tribuna del Congreso del Estado el diputado Emilio de Hoyos, quien pide del gobierno federal medidas más estrictas para restringir el cruce de personas de Estados Unidos hacia México, pues se mantiene un alto flujo que representa riesgos en la contingencia sanitaria.

De acuerdo con De Hoyos, quien debe estar bien informado pues radica en Ciudad Acuña, aunque el gobierno de Estados Unidos sí restringió el ingreso a su país, desde hace poco más de dos meses, por parte de México no ocurrió lo mismo.

Dice el diputado udecista que los estadounidenses pasan libremente a México pese a provenir del epicentro de la pandemia, y quizá únicamente le faltó precisar que muchos de los que están cruzando, y en diferentes medios y redes se han publicado fotos de las largas filas en los puentes, son mexicanos que radican en aquel país y vienen a visitar a sus familiares sin importarles el riesgo al que los exponen.

Es conocido que los fines de semana, y en fechas como el 10 de mayo, en los Cinco Manantiales y municipios de la Carbonífera se han incrementado las visitas de “los paisanos”. El riesgo se incrementa porque Texas lleva su fase de reactivación en tiempos distintos a los de los municipios fronterizos de Coahuila. Allá desde finales de esta semana abrirán centros de esparcimiento como bares, boliches y cines, entonces es oportuno el llamado que está haciendo el Congreso local, hay que intensificar acá las medidas preventivas, comenzando por limitar el ingreso en los cruces fronterizos.

También en la sesión de este jueves hizo una propuesta el diputado Benito Ramírez, quien aunque ahora se dice independiente demostró que sigue siendo un digno representante de Morena, tan bueno para las ocurrencias y puntadas como cualquiera de los funcionarios emanados de ese ¿partido? Parece que Ramírez no se enteró del final que tuvo la que fue coloquialmente llamada “Ley Bonilla”, lo que resolvió, y en qué términos, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, respecto a la reforma que extendía el mandato del gobernador en Baja California, y ahora propone a nivel local una reforma que implicaría que los actuales diputados --entre los que está incluido-- duren un año más en el cargo, y que al final del sexenio actual se designe un gobernador interino por un año para poder empatar las elecciones estatales con las federales. Dice Benito que con esa modificación se cumpliría con el mandato de empatar procesos y “habría ahorros en las campañas”.

No diputado, aunque en un mismo año elijamos legisladores federales y locales, alcaldes, gobernador y presidente, todos tendrían que hacer sus campañas, en eso no habría ahorros, ni tampoco en material electoral.

Sí hay algunas ventajas en empatar procesos, pero las principales no son las económicas. Pero no se le puede exigir mucho a Ramírez. Cuando te sacas en un sorteo la posibilidad de ser diputado plurinominal, lo menos que necesitas son cualidades y capacidad. Y hablando de “morenos”, quien al igual que su jefe Armando Guadiana parece querer tomar distancia de esas siglas es Reyes Flores Hurtado.

El aún súper delegado, en sus redes sociales se refirió al centenario de la muerte de Carranza y dijo que sus asesinos formaron un partido porque querían y quieren seguir saqueando a México, y remató: “Sin duda que se repite la historia”.

Cuando en las agendas política y mediática en el país se mantienen los cuestionamientos a las fortunas y tropelías de personajes como Napoleón Gómez Urrutia y Manuel Bartlett Díaz, no es difícil adivinar a quiénes se refiere el ex panista Flores Hurtado cuando habla de saqueo. Hace bien en querer poner distancia de Morena, finalmente el cargo le va a durar a lo mucho seis años, y el desprestigio toda la vida.

En relación con el recuento histórico que presentamos en el Índice de ayer, desde el Patronato del Museo de los Presidentes Coahuilenses nos aportan algunos datos adicionales. Otro coahuilense que también buscó la Presidencia de México, además de los siete mencionados en esta columna, fue el general Miguel Henriquez Guzmán, quien en 1951 postulado por una federación de partidos contendió contra el priísta Adolfo Ruiz Cortines.

Y en el gabinete presidencial también han estado más coahuilenses de los aquí mencionados, Jacinto B. Treviño, originario del municipio de Guerrero, fue secretario de Industria y Comercio con Adolfo de la Huerta; el general Francisco L. Urquizo fue secretario de la Defensa con Manuel Ávila Camacho, y el abogado Raúl Castellano Jiménez fue procurador de Justicia y jefe del Departamento del Distrito Federal en el gobierno de Lázaro Cárdenas, cuando esos cargos formaban parte del gabinete. Interesantes aportaciones desde el Museo Presidentes, convertido hoy en día en la institución más activa en la difusión de la historia de Coahuila.

Con México no se juega Se vale soñar

edelapena@infonor.com.mx

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios