NIÑAS DE INDONESIA

En la mira de traficantes

Muchos casos ni siquiera son denunciados
viernes, 14 de diciembre de 2018 · 00:42
FATUKOKO, INDONESIA (AP).- La mujer se presentó en la casa de la niña una noche con un ofrecimiento tentador: Vete de aquí y yo te daré un gran futuro.
Marselina Neonbota tenía delante de sí la oportunidad de irse de esta aislada aldea en una de las regiones más pobres de Indonesia y forjarse una vida mejor en la vecina Malasia, donde algunos emigrantes ganan en pocos años más de lo que pueden percibir en toda su vida en su país. Era algo demasiado bueno para una muchacha ansiosa de hacer algo más que trabajar en el campo para poder subsistir y caminar 22 kilómetros diarios para ir a la escuela.
Aceptó el ofrecimiento... y desapareció.
La Agencia Nacional para la Ubicación y Protección de Trabajadores Indonesios sabe de más de 2,600 casos de migrantes muertos o desaparecidos desde el 2014. Y esta estadística no toma en cuenta a muchachas como Lina, que fueron reclutadas ilegalmente y representan un 30% de los 6.2 millones de migrantes de Indonesia.
A pesar de que Asia tiene más migrantes que ningún otro continente, es el que menos información recaba sobre aquellos que desaparecen. Un conteo exclusivo permitió a The Associated Press comprobar que en Asia y el Medio Oriente ha habido más de 8,000 migrantes muertos o desaparecidos desde el 2014, además de los 2,700 detectados por la Organización Internacional para la Migración de las Naciones Unidas. Muchos otros casos nunca fueron denunciados.
Estos casos son parte del saldo oculto de las migraciones globales. Una investigación de la AP documentó al menos 61,135 migrantes muertos o desaparecidos en el mismo período y esa cifra sigue aumentando. Es más del doble de lo que tiene la OIM, la única organización que ha tratado de llevar la cuenta.
Mucha gente simplemente no está al tanto del peligro que significa el tráfico de personas en Timor Occidental, una isla donde abundan las sequías, sin industrias, cuya población emigra a Malasia para trabajar como empleadas domésticas o en plantaciones.

Comentarios