Ser bonita le impide conseguir un trabajo

Joven graduada en leyes y con gran currículum se queja por no ser contratada debido a su belleza
sábado, 25 de mayo de 2019 · 00:00
Una graduada de derecho londinense de 33 años decidió comenzar su propia empresa vendiendo ropa vintage online, después de luchar por encontrar un trabajo debido a su buena apariencia.
Irina Kova, nacida en Rusia, afirma que ser atractiva le ha hecho más difícil conseguir un trabajo en Londres, ya que las mujeres simplemente no confían en ella, la encuentran intimidante, y los hombres no la toman en serio. Kova, que solía trabajar en el desarrollo de negocios para clientes importantes, cree que su buena apariencia arruinó su carrera y dificultó la búsqueda de un trabajo serio, a pesar de tener un título de abogada y un currículum impresionante.
Irina dijo que su atractivo la afecta negativamente tanto durante el proceso de contratación como después de conseguir un trabajo. Para mejorar sus posibilidades de conseguir empleo, la agente de la joven de 33 años le aconsejó que se tiñera el pelo para parecer más profesional. Pero incluso si pasa las entrevistas, sus jefes varones nunca parecen tomarla en serio.
"Incluso durante el proceso de contratación, ser bella se interpone en el camino. Tengo una licenciatura en derecho y un gran currículum, pero mi agente de reclutamiento aún me dijo que me tiñera el pelo rubio para las entrevistas, se quejó Irina Kova. "Ella me dijo: ‘Nunca conseguirás un trabajo con ese aspecto’. Y tenía razón. Después de teñirme el pelo me ofrecieron más trabajo. Incluso empecé a usar lentes, aunque mi vista es perfecta, para lucir más profesional”.
HOMBRES NO QUIEREN DISTRACCIONES
Uno de sus ex jefes supuestamente le dijo que dejara de intentar usar su apariencia para sobresalir, y que intentara ser más humilde, pero Irina dice que sobresalir es algo que sucede debido a sus características naturales.
"Rara vez me pongo mucho maquillaje, con mis rasgos no lo necesito. Cuando tienes los labios y los ojos grandes, atraes mucha atención de todos modos”, dijo. "Creo que este hombre quería tener un entorno corporativo donde todos fueran iguales y tuvieran una hipoteca y tres hijos. Básicamente, él estaba insinuando que yo era demasiado glamorosa para encajar, así que terminé por irme”.
La joven empresaria dijo que los hombres nunca quieren contratarla porque no quieren distracciones en el trabajo, y prefieren contratar mujeres menos atractivas que no se interpongan en sus tareas. Además, algunos hombres casados no quieren que sus esposas los visiten en el trabajo y "vean a una chica soltera y hermosa sentada junto a ellos”.

Comentarios