PSOE se consolida en España, pero la derecha resiste

lunes, 27 de mayo de 2019 · 06:26
MADRID, España, mayo 27 (EL UNIVERSAL).- El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) se impuso en las elecciones municipales y autonómicas celebradas este domingo, aunque salvo casos muy excepcionales se quedó lejos de la mayoría absoluta, por lo que en aquellas localidades en las que ganó tendrá que pactar con otras fuerzas políticas para poder gobernar.
El PSOE liderado por Pedro Sánchez confirma su racha ascendente, pero su victoria se vio ensombrecida por los malos resultados obtenidos por Unidas Podemos (UP). En localidades en las que los socialistas necesitaban el apoyo del partido antiliberal para acceder al poder, UP no obtuvo votos suficientes para consolidar una mayoría de izquierdas.
Pese a no haber conseguido grandes resultados, los partidos de la derecha están en condiciones de establecer alianzas para hacerse con importantes ayuntamientos y algunos gobiernos regionales que las encuestas adjudicaban inicialmente a la izquierda. El Partido Popular (PP) frenó su declive y, con altibajos, registró una recuperación en sus feudos tradicionales, mientras el liberal Ciudadanos (Cs) mantuvo resultados decorosos. La ultraderecha de Vox se hizo presente por primera vez en las instituciones municipales y autonómicas de forma minoritaria, pero suficiente para contribuir con sus votos a que el bloque conservador mande en numerosas localidades.
El peor fracaso de la izquierda se registró en la capital española, donde Más Madrid (escisión de Unidas-Podemos) y el PSOE no fueron capaces de retener la muy disputada alcaldía. A pesar de no haber ganado las elecciones, será el derechista PP el que regente el ayuntamiento madrileño con el previsible apoyo de Cs y Vox, que obtuvo más de 7% de los votos.
La izquierda tampoco logró arrebatar a la derecha el gobierno de la Comunidad de Madrid, donde ganó el PSOE pero con una victoria insuficiente para desbancar al bloque conservador que con el PP a la cabeza se impuso en unos comicios igualmente reñidos.
En Cataluña, que vive una fuerte división social provocada por el proceso independentista, los partidos separatistas lograron una importante victoria en las elecciones locales, incluida la alcaldía de Barcelona que ganó Esquerra Republicana por la mínima. También en el País Vasco los grupos nacionalistas se impusieron en la mayoría de los municipios.

Comentarios