Continuarán ataques contra los hispanos

Por el aumento constante de los grupos supremacistas en los Estados Unidos
domingo, 11 de agosto de 2019 · 00:00

Lourdes Cárdenas
SAN FRANCISCO, CALIFORNIA (Apro).- El tiroteo en un Walmart de El Paso, Texas, en el que murieron 22 personas y decenas resultaron heridas, es el peor ataque contra la comunidad hispana en la historia reciente, pero se teme que no sea el último.
El aumento continuo de los grupos supremacistas en Estados Unidos (de 892 a mil 20 en los últimos tres años), así como el de los crímenes contra minorías étnicas o crímenes de odio, se suma a otro factor: 
“Lo que es más aterrador es que este ataque masivo, dirigido específicamente contra la comunidad latina, tiene el potencial de inspirar ataques similares contra la misma comunidad con un propósito similar”, dice a Proceso William Braniff, director del Consorcio Nacional para el Estudio del Terrorismo y Respuestas al Terrorismo (START) de la Universidad de Maryland.
“Lo que hemos visto en los últimos tres años —puntualiza Braniff— es que el 25% o más de los grupos supremacistas en Estados Unidos han incorporado posiciones antiinmigrantes en su ideología. En 2014 era un 10% de los grupos, pero para 2017 subió hasta 38%.”
Inicio del conflicto
Esta posición antiinmigrante, dice, se convirtió en una gran parte de la retórica y propaganda de un movimiento de por sí radical y violento.
La organización no gubernamental Southern Poverty Law Center, que monitorea y documenta los crímenes de odio en el país, indica que entre 2000 y 2018 los grupos de extrema derecha que promueven el odio racial, como el Ku Klux Klan, los supremacistas blancos y los neonazis, pasaron de 599 a mil 20. Tan sólo entre 2015, cuando arrancó la campaña electoral en Estados Unidos, y el año pasado, surgieron 236 nuevas organizaciones de ese tipo.
Esto coincide con un aumento de los crímenes de odio en 9% en las principales ciudades de Estados Unidos, según un reporte del Centro para el Estudio del Odio y el Extremismo de la Universidad Estatal de California en San Bernardino (CSUSB).
Brian Levin, director del CSUSB, sostiene que la cambiante demografía en el nivel local, la polarización de la sociedad y el incremento de grupos supremacistas blancos están detrás de esa agudización de la violencia. “Con frecuencia —añade—los crímenes de odio suben cuando surgen conflictos políticos o eventos domésticos o internacionales. El año previo a la elección presidencial los crímenes de odio tienden a subir”.
Minutos antes de la masacre en El Paso, el asesino, Patrick Crusius, de 21 años y residente de Allen, Texas, subió un manifiesto a la plataforma de internet 8chan, en el que se refirió a un “desplazamiento demográfico” de los blancos por los hispanos y utilizó términos como “la invasión hispana”, el “genocidio blanco” y la “inmigración ilegal”. 
Por ese motivo analistas y políticos demócratas han relacionado el lenguaje del atacante con la retórica antiinmigrante del presidente Trump.
“Veintidós personas en mi ciudad están muertas después de un acto terrorista inspirado por su racismo”, escribió en Twitter el excongresista y aspirante a la candidatura demócrata a la presidencia, Beto O’Rourke. El también precandidato presidencial demócrata y exvicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, acusó a Trump en un acto de campaña de “haber encendido las llamas de la supremacía blanca” en la nación. Braniff, de START, dice que debe analizarse el tema con mayor amplitud: “Sí hemos visto que muchos de los grupos supremacistas están retomando frases de Trump.’’

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios