LOS ESTADOS UNIDOS

Despliega guerra comercial global

No sólo con China, sino con muchos de sus aliados
jueves, 12 de septiembre de 2019 · 01:03

WASHINGTON (AP).- Donald Trump se expone a generar un caos en los mercados financieros y a causar graves perjuicios a la economía de Estados Unidos, con su guerra comercial con China.
Las iras comerciales del presidente estadounidense, no obstante, no se limitan a China. Abarcan también a aliados de Estados Unidos. Desde Europa hasta Japón, Trump ha iniciado disputas poco publicitadas que podrían agravarse en cualquier momento con consecuencias inquietantes.
El gobierno estadounidense, por ejemplo, se propone fijar tarifas sobre 25 mil  millones de dólares en importaciones de la Unión Europea por diferencias en torno a los subsidios de la UE al fabricante de aviones Airbus. También amenaza con imponer aranceles para castigar a Francia por un impuesto a los servicios digitales de gigantes estadounidenses de la industria tecnológica como Google, Amazon y Facebook.
Nuevos impuestos
En noviembre, Trump podría incursionar en un terreno no explorado hasta ahora, fijando aranceles a los autos y los repuestos para automotores extranjeros. Esta medida podría dar lugar a un duro conflicto con Japón y la Unión Europea, e incluso con el propio Congreso de Estados Unidos.
Las agresivas tácticas del mandatario ya han sacudido mercados y paralizado negocios que tienen que decidir si se expanden o invierten en una época en la que las reglas comerciales pueden cambiar en un suspiro con un tuit de Trump. Esa incertidumbre contribuye a desacelerar el comercio y el crecimiento en todo el mundo.
“Él parece impertérrito”, expresó William Reinsch, ex funcionario comercial estadounidense que hoy es analista del Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales. “Piensa que estas cosas son buenas y que van a tener un efecto positivo en Estados Unidos”.
En el terreno comercial, Trump está haciendo lo que prometió. Sostiene que el déficit comercial de Estados Unidos --de 628 mil millones de dólares el año pasado-- es una prueba irrefutable de que el país está siendo desvalijado por sus socios comerciales y de que los acuerdos de libre comercio que negociaron sus predecesores perjudican a las empresas estadounidenses. Como candidato, Trump se comprometió a negociar acuerdos más favorables a Estados Unidos y a apelar a las tarifas para someter a otros países.
Entre las numerosas disputas comerciales de Trump sobresale la de China, y con razón. Es la batalla comercial más grande de Estados Unidos desde la década de 1930, contra la segunda economía más grande del mundo, en un esfuerzo por contrarrestar la agresiva campaña de Beijing para reemplazar el dominio de Estados Unidos en tecnología. Trump impuso aranceles sobre importaciones chinas por valor de 360 mil millones de dólares y se prepara para fijar tarifas sobre los 160 mil millones de dólares que permanecen exentos.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios