‘Llueva o nieve no dejo a mis alumnos’

sábado, 5 de noviembre de 2016 · 01:38
"Una vez hacía mucho frío, estaba nevando y aún así, con mi pequeña hija en brazos, fui a dar clases a mis pequeños alumnos desde la Ventura hasta La Purísima; en otra ocasión, con mucha lluvia tomé el transporte ejidal y me fui a dar clases... A ellos no los dejo por nada. Son mi pasión y mi preocupación, quiero que no dejen de estudiar”.
Viviana Guadalupe Limón Rodríguez es maestra del Consejo Nacional de Fomento a la Educación (Conafe), para la madre de familia no hay sueldo como lo tienen los demás maestros sindicalizados; recibe sólo un apoyo como gratificación por su trabajo al frente de los niños en las comunidades rurales.
"Aunque me levante muy temprano y luego invierta lo que me pagan en el precio del transporte ejidal, 30 pesos de ida y 30 de regreso, no dejó de cumplir con mi trabajo; los niños no se pueden quedar sin educación, vale la pena por ellos, pasar fríos y hasta enfermedades”.
Las carencias han sido siempre, desde materiales y, aunque Conafe apoya, falta que la Secretaría de Educación responda a las necesidades de material; las ganas de ser maestra es un valor y honor humano sin que se reciba nada a cambio, es lo que dice Viviana Guadalupe.
Para la maestra del Conafe, en la zona rural de Saltillo, sean tres o cuatro o cincuenta alumnos, no cambia su misión: Forjar el futuro de los niños.
"Se sufren carencias en casa; los apoyos nunca son suficientes, pero lo que vale la pena es ver a los niños trabajar aunque se tenga que sacrificar parte de la despensa de casa para la escuela”, dice la maestra.

Galería de fotos

Comentarios