Cae del tercer piso al salir del bar y muere

Investigan posible suicidio tras pelear con su novia

domingo, 25 de agosto de 2019 · 00:13

Por María Muñiz

Tras una aparente discusión con su pareja mientras estaban juntos en un bar ubicado en el tercer piso de la Plaza Carranza, un elemento activo de la Sedena de 26 años encontró la muerte en el sótano del estacionamiento al caer desde el tercer piso, lo que provocó una intensa movilización por parte de diversas corporaciones; se presume podría tratarse de un suicidio.
Fue alrededor de las 22 horas que el reporte de una persona inconsciente en el sótano 2 del estacionamiento subterráneo de la plaza en mención, movilizó a una ambulancia de la Cruz Roja.
Al arribar los paramédicos, valoraron al hombre pero desafortunadamente ya no contaba con signos vitales y solamente confirmaron el deceso de Julio César ‘N’ de 26 años de edad, quien era militar activo, originario de Chiapas.
Tras confirmar su muerte, el lugar de inmediato se vio rodeado de patrullas de la Policía Municipal, Grupo de Reacción Sureste y Fuerza Coahuila, quienes se encargaron de cerrar el estacionamiento para evitar el paso de más automóviles, en espera de que arribaran elementos ministeriales.
La víctima, Julio César, habría salido del bar denominado Zitla que se ubica en el tercer piso, donde aparentemente convivía con un grupo de amigos y su novia Daniela ‘N’ de 30 años, con la cual según las primeras versiones de testigos, manifestaron habían tenido una discusión.
De acuerdo a los primeros reportes, el ahora occiso salió corriendo del bar tras el altercado por lo que se dirigió hacia las escaleras que se encuentran a un costado del elevador, lugar desde donde cayó desde lo alto hasta quedar tendido sobre el sótano 2 del estacionamiento subterráneo.
Pese a que no se determinó el motivo exacto del accidente, aunque primero se reportó una caída desde el tercer piso, también se sigue la línea de investigación por un posible suicidio, pues testigos que lo vieron pasar corriendo manifestaron que iba desabrochándose la camisa y demasiado alterado, lo que posiblemente lo alentó a aventarse.
Elementos de la Fiscalía General del Estado llegaron a los pocos minutos para tomar conocimiento e ingresaron al subterráneo donde iniciaron las diligencias de campo.
Trascendió que el ex militar tenía su domicilio en la calle Pino de la colonia Buitres en Saltillo.
El lugar donde quedó el cuerpo, fue acordonado con la cinta amarilla para evitar el paso y realizar el peritaje correspondiente que se prolongó durante varias horas, hasta un finalmente se ordenó que el cuerpo fuera levantado para llevarlo al Servicio Médico Forense.

Galería de fotos

50%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
50%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios