BARRIO ÁGUILA DE ORO

Don Roberto Orozco Melo gran impulsor del desarrollo

Entre todos los colonos realizaron obras, como la del agua potable
sábado, 20 de julio de 2019 · 00:27
Por Héctor López
Fue don Roberto Orozco Melo el gran impulsor y desarrollador del barrio Águila de Oro, reconocen los habitantes, y como prueba del testimonio de trabajo junto con el entonces gobernador, Braulio Fernández Aguirre, lograron para todos una mejor calidad de vida con los servicios primarios.
Una placa metálica colocada en la esquina de la calle Simón Bolívar y Mariano Matamoros da testimonio de lo anterior, sobre una pared blanca de una casa, continúa la placa que es un orgullo porque se dieron obras por cooperación  como los servicios de agua potable, drenaje y pavimentación.
Esto lo recuerdan sólo las personas que se comprometieron con don Roberto Orozco Melo durante su administración municipal.
Para los saltillenses de este sector, el nombre de Roberto Orozco Melo queda en sus mentes para siempre, dijo el vecino Juan José Nieto.
"Fue muy duro el trabajo, había que hacer el esfuerzo pues las calles no tenían nada de servicios, tener cuando menos la obra de agua potable fue factor importante, luego el servicio de drenaje, la tierra era y es piedra muy dura, pero entre todos y con la visión de don Roberto de hacer de este barrio un orgullo de Saltillo, ahora se goza de esos trabajos” comentó el vecino.
LA HISTORIA EN LAS FACHADAS
Luego tiempo después de nuevo todos fueron testigos de la pavimentación de las calles Simón Bolívar, Evaristo Madero y Manuel Pérez Treviño.
En la actualidad, el barrio Águila de Oro es identificado como parte del crecimiento de Saltillo y también tiene su propia historia y las anécdotas con cada vecino.
Como parte de este patrimonio, en la pasada administración municipal, mediante trabajo  colectivo, se pudo armar en cada casa y sus fachadas la historia de los personajes.
El trazo original de las calles es lo que da ese toque de Saltillo antiguo.
Fueron tiempos de esfuerzos y aportaciones, porque todos logramos el objetivo de tener los servicios.
Una costumbre arraigada en el barrio y en Saltillo, es que la gente todavía camina por en medio de las calles.
Se conservan las fachadas y las rejas originales de cada ventana.

Galería de fotos

Comentarios