Graue reestructura seguridad en UNAM

martes, 25 de septiembre de 2018 · 06:29
CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 25 (EL UNIVERSAL).- Para iniciar con un proceso de reestructuración del área de vigilancia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y continuar con las investigaciones y sanciones que correspondan en torno a los hechos ocurridos el pasado 3 de septiembre en Ciudad Universitaria, el rector Enrique Graue Wiechers separó de su cargo como secretario de Atención a la Comunidad a Javier de la Fuente Hernández.
A través de un comunicado, la casa de estudios informó que Graue nombró como encargado del despacho de la Secretaría de Atención a la Comunidad a Raúl Arcenio Aguilar Tamayo, director general de Asuntos Jurídicos de la Universidad.
El recién nombrado es abogado, egresado de la UNAM y con una especialidad en Derecho de la Administración y Procuración de Justicia, también por esta institución. En una breve ceremonia, el rector reconoció la labor desempeñada por Javier de la Fuente al frente de la Secretaría de Atención a la Comunidad.
La Universidad también informó que otro alumno fue expulsado por participar en las agresiones contra estudiantes que se manifestaban en Rectoría el pasado 3 de septiembre.
Se trata de Omar Alejandro Cabrera, estudiante del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Azcapotzalco, "por formar parte de un grupo de personas que alteró el orden y la disciplina en el campus de Ciudad Universitaria, concretamente en la explanada de la Torre de Rectoría".
El ahora ex alumno deberá ser notificado sobre la resolución, una vez que el Tribunal Universitario resuelva de manera definitiva. "Con el fin de salvaguardar el orden y la disciplina universitaria, la máxima casa de estudios determina expulsar provisionalmente al alumno Omar Alejandro Cabrera Jiménez, de la Escuela Nacional Colegio de Ciencia y Humanidades plantel Azcapotzalco y de la Universidad Nacional Autónoma de México".
La notificación de su expulsión fue publicada en la Gaceta UNAM, con esta expulsión suman 26 jóvenes sancionados por formar parte en las agresiones del 3 de septiembre que dejaron un saldo de seis alumnos heridos, dos de ellos de gravedad.
La Universidad aseguró que continuará investigando e identificando a quienes intervinieron en los sucesos y los resultados seguirán siendo públicos.

Comentarios